La A-6 ha vivido situaciones extrañas y difíciles, pero la que sucedió el jueves por la mañana no se había producido nunca. El conductor de un Audi A3, que viajaba con un acompañante, decidió parar su vehículo en medio de la carretera para echar una cabezada, según informó la Dirección General de Tráfico. El conductor dio positivo en el control de alcoholemia, triplicando la tasa permitida, por lo que se presume que venían de celebrar alguna fiesta.

El coche circulaba a la altura del kilómetro 20 en la hora punta que se produce en esta carretera hasta las 10 de la mañana y decidió parar el coche, no en el arcén, sino ocupando parte del carril derecho.

Las imágenes permiten ver a los coches, e incluso a una moto, esquivando al turismo parado. Por suerte, no se produjo ningún accidente en una zona en la que no ser porque era hora punta se suelen alcanzar velocidades cercanas y superiores a los cien por hora.

La escena se produjo a las ocho y veinte de la mañana del jueves y hasta el día siguiente no la ha dado a conocer Tráfico, que también ha distribuido las imágenes.

Un portavoz de la Dirección general de Tráfico dijoa Efe que una de las cámaras del Centro de Gestión de Tráfico de Madrid, situada muy cerca de ese punto, registró la incidencia y al acercar el zoom permitió ver a los dos ocupantes del coche, conductor y acompañante, completamente dormidos.

En las imagenes del vídeo difundido por la DGT se puede apreciar claramente como el conductor está plácidamente dormido, mientras los coches realizan maniobras peligrosas para evitar chocar contra lo que parecía un obstáculo insalvable.

Vía: El periódico

Vídeo: DGT

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta