A ciencia cierta has tenido que haber sobrepasado alguna vez por encima de estos tubos negros de aparente plástico. Y la cuestión está en, ¿te has preguntado para qué sirven?

Pues gracias a Gizmodo hemos encontrado la respuesta.

Y es que esos tubos o cables, tienen la función concreta de medir el tráfico de la vía en la que están dispuestos. Según revela el artículo de Gizmodo, y recogiendo declaraciones del Departamento de Transporte de Estados Unidos, los tubos contienen una presión de aire en su interior que se cierra en el momento en el que un vehículo pasa por encima. Es en este momento, cuando el tubo emite una señal que recibe un medidor y que a través de un software consigue estimar el nivel de congestión de la vía.

El medidor en cuestión, suele estar próximo y protegido para que no pueda ser dañado. En el caso de que la utilización de este tubo sea de manera temporal, se transportan una serie de dispositivos cuya rápida aplicación afecta lo mínimo posible a la normal circulación de vehículos. Normalmente su utilización en estos casos se limita a calles secundarias.

Lo interesante de estos tubos, es que aportan a las administraciones correspondientes una información muy útil a la hora de estudiar, mejorar o modificar las condiciones de las vías.

Fuente: Gizmodo

1 COMENTARIO

  1. No hay carreteras malas lo que hay son malos conductores . no tantas señales sino un mejor aprendizaje a la ora de conducir.

Deja una respuesta