El icónico carrocero italiano acaba de presentar su nuevo coche en el Salón del Automóvil de Ginebra, y no podría ser más sorprendente. Se trata de un superdeportivo eléctrico a la altura de su diseño, con 1.873 CV equinos entregados a las cuatro ruedas, y se llama Pininfarina Battista. Automobili Pininfarina tan solo planea construir 150 unidades del Battista, iniciando la producción en 2020.

Tras casi 90 años de experiencia dando forma a ilustres vehículos, el primer coche de desarrollo propio de Pininfarina toma su nombre en honor del creador del famoso estudio de diseño italiano, Battista “Pinin” Farina. Tras la llegada de este espectacular biplaza, Automobili Pininfarina planea lanzar una completa gama de vehículos SUV, todos ellos eléctricos.

 

Parte de su plataforma mecánica está compartida con el Rimac C_Two, aunque ambos modelos se diferencian lo suficiente entre sí. De hecho, según Michael Perschke, CEO de la marca, tanto el Battista como el C­_Two tan solo comparten entre un 40 y un 50 % de sus componentes. Sin embargo, con ficha técnica en mano, sus prestaciones son realmente similares.

 

Las baterías del Pininfarina Battista aseguran una autonomía de 400 km entre recargas

Con un motor eléctrico en cada rueda, el Pininfarina Battista es capaz de entregar 1.397 kW (1.873 CV) y 2.300 Nm de par motor. Desde la propia marca, aseguran que el Battista es capaz de alcanzar los 350 km/h de velocidad máxima y cubrir el 0 a 100 km/h en menos de dos segundos. El mismo registro hasta 300 km/h toma menos de 12 segundos.

En cuanto a su diseño exterior, el nuevo superdeportivo de Pininfarina tiene como premisa una elevada eficiencia aerodinámica. El labio inferior de la parrilla frontal no solo sirve para aportar apoyo sobre el eje delantero, también optimiza el flujo de aire que pasa bajo la carrocería para llevarlo al difusor posterior. Además, cuenta con pequeños aletines móviles que modifican su movimiento en función de las necesidades.

En el interior, el Pininfarina Battista opta por focalizar su atención en el conductor. Cuenta con tres pantallas colocadas tras el volante completamente digitales que informan al piloto de datos como la velocidad del vehículo, la instrumentación del mismo o los datos de navegación. Como curiosidad, el asiento del copiloto es de distinto color.

Fuente: Automobili Pininfarina
Galería de fotos:

Ver galeria (24 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta