Logo de Noticias Coches
parking-aparcamiento
Mario Nogales

Las plazas de aparcamiento se están quedando pequeñas para los coches actuales

Que los coches son cada vez más grandes no es ningún secreto. Las dimensiones de los vehículos de prácticamente todos los segmentos han ido aumentando en las últimas décadas siguiendo las necesidades de los usuarios en cuanto a espacio y habitabilidad. Pero también hay un daño colateral que no ha pasado desapercibido y que hace que se complique la maniobra del estacionamiento. Y es que las plazas de aparcamiento se están quedando pequeñas en muchos casos.

La gran mayoría de garajes públicos y privados tienen ya tiempo se construyeron sin tener en cuenta este aumento en dimensiones de los coches. Así lo ha mostrado la OCU en su último estudio en el que analiza más de 200 aparcamientos de todo tipo ubicados en 27 ciudades españolas. El resultado, a pesar de ser evidente, no deja de sorprender por su contundencia. Porque más de la mitad de las plazas presentaron un tamaño justo o insuficiente para estacionar con comodidad.

Si comenzamos reflejando el incremento dimensiones de los coches nuevos, basta con comparar algunos de los más populares con sus primeras generaciones. El SEAT Ibiza cuando salió en 1984 medía 3,64 metros de largo y 1,61 metros de ancho; mientras que el actual ya alcanza los 4,05 metros de longitud y 1,78 metros de anchura. Lo mismo pasaría con el Volkswagen Golf, que ha pasado de los 3,82 metros de largo y 1,61 metros de ancho en 1974 hasta los 4,25 metros de longitud y 1,79 metros de anchura. Y lo mismo ocurre en segmentos superiores, siendo la tónica general.

Mientras que estas cotas en los pueden llegar a aumentar hasta en un 15 %, las plazas de aparcamiento no crecen. Esto se debe a que en lugares como Madrid o Barcelona no han modificado sus normativas en materia de parking y las dimensiones de las plazas siguen igual que hace más de tres décadas. El ejemplo perfecto es la capital madrileña, que apenas ha modificado Plan General de Ordenación Urbana de Madrid desde 1985. Hubo una actualización en 1997, pero para nada cubre las necesidades actuales.

Esto se traduce en que las plazas de garaje pequeñas tienen 4 metros de largo y 2,25 metros de ancho, las medianas tienen 4,5 metros de longitud y la misma anchura y las plazas más grandes llegan a los 5 metros de largo y 2,40 de ancho. En Barcelona incluso pueden ser cinco centímetros más estrechas por normativa. En todos los casos, insuficientes para las medidas de los coches que están considerados de cada categoría, pues un Ibiza no entraría de largo en una plaza pequeña y un Golf quedaría justo por anchura (abriendo puertas) en una mediana.

Ya hay organismos como el RACC que llevan tiempo pidiendo aumentar las medidas de las plazas de aparcamiento hasta los 5 metros de largo y 2,5 metros de ancho, que sería lo recomendado según las dimensiones actuales de los vehículos. Mientras no cambien las normativas de estas ciudades se seguirán dejando datos como que el 24% de las plazas tienen el tamaño justo y el 30% son estrechas para los estándares actuales.

Fuente: OCU

  • aparcamiento
  • garaje