Resulta absolutamente increíble cómo los ingenieros de Porsche consiguen, generación tras generación, dar un paso más en el desarrollo de su “desfasado” y radical deportivo, para acabar siempre dibujando una enorme sonrisa en la faz de quien tiene la inmensa fortuna (literalmente) de sentarse a sus mandos. Y haciendo “comerse la cabeza” a los medios especializados, elucubrando sobre dónde estará el verdadero límite de su evolución.

El Porsche 911 GT3 RS 4.0 listo para batir a todos sus rivales

El nuevo 911 GT3 RS 4.0 es, sin lugar a dudas, un coche de carreras homologado para circular por las vías públicas de manera legal y, posiblemente, una de las pocas posibilidades que tiene el “común de los mortales” de sentir las sensaciones de un vehículo de competición. Por añadidura se trata del modelo de despedida de la actual serie 911 (cuyo nombre en código es 997), ya que pronto será sustituido por un modelo nuevo, que está ya finalizando su proceso de puesta a punto y que, con casi total seguridad, será dado a conocer en el próximo Salón del Automóvil de Frankfurt, a celebrar en el mes de septiembre.

Pero vayamos a lo que más nos interesa. Este modelo equipa el motor de mayor cilindrada montado nunca en la parte trasera de un 911. Son 4 litros de cilindrada, en la última evolución del conocido seis cilindros, exprimidos hasta obtener una potencia específica de 125 CV/litro o, lo que es lo mismo, 500 caballos a 8.250 rpm, 50 caballos más que el GT3 RS estándar y un par máximo de 460 Nm a 5.750 rpm.

Todas estas cifras son muy rimbombantes, pero muchos de vosotros diréis: ¿cómo es de rápido este “nueve once”?. Bien, solamente os diré una cosa, es capaz de realizar un increíble tiempo de 7:27 minutos en el “infierno verde” (el por todos conocido circuito de Nürburgring Nordschleife), 1,7 segundos más rápido que el Carrera GT y 6 segundos más rápido que el GT3 RS. Si ello no fuera suficiente aquí van más datos: en 3,9 segundos alcanza los 100 km/h, partiendo de parado, llegando a los 200 km/h en menos de 12 segundos. ¿Qué os parece?

Tan increíbles prestaciones no se obtienen solamente por el portentoso propulsor, sino por una optimización del peso. Recordemos aquella máxima de las carreras: “Dame 10 kg menos, en vez de 10 CV más”. Para ello se han empleado materiales como la fibra de carbono en asientos, capó y guardabarros delanteros, plástico en las ventanillas traseras o un recubrimiento interior que también se ha optimizado frente a la báscula. Con todo ello el GT3 RS 4.0 apenas pesa 1.360 kg, con el depósito lleno de de combustible. Esto supone una relación peso/potencia de 2,72 kg/CV, muy por debajo del umbral mágico de los 3 kilogramos por CV.

En su interior te sentirás como en un verdadero modelo de competición

Además, y para redondear el conjunto, se han añadido una serie de mejoras en forma de deflectores (por primera vez en la marca), situados en el paragolpes delantero, para generar una mayor carga aerodinámica en ese eje. Simultáneamente se ha diseñado un alerón trasero específico para esta versión. Como resultado se obtiene un empuje adicional, a alta velocidad, de 190 kg, que pega materialmente el coche al asfalto.

Y ¿cuánto vale esta joya? El precio básico será de 178.596€ (impuestos incluidos), y su lanzamiento está previsto en Alemania durante el mes de julio de este año. Por cierto, solamente se fabricarán 600 unidades para todo el mundo. Así que ya pueden empezar a hablar con el banco para hipotecar tu piso…

Por último, comentar que las fotografías facilitadas por el fabricante germano (que acompañan este artículo) son realmente alucinantes (como por otro lado suele ser normal en la marca), y dignas de figurar en el “fondo de escritorio” de nuestro ordenador hasta el final de los tiempos… o hasta la aparición de la siguiente generación de este fantástico superdeportivo.

Por supuesto, os incluimos un vídeo para ir abriendo boca…
[youtube width=”640″ height=”390″]http://www.youtube.com/watch?v=RXHNJGf3A5k

Galería de imágenes:

Ver galeria (7 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta