En noviembre de 2012, los votantes de Colorado y Washington legalizaron el uso recreativo de la marihuana. A pesar de las leyes federales que prohíben la tenencia de marihuana, el presidente Obama ya ha dicho que arrestar a los usuarios de esa droga en esos dos Estados no es en absoluto prioritario.

No detener a la gente por la posisión de cannabis no evitará el trabajo policial. Ahora los agentes de la ley deben encargarse de hacer cumplir la ley, que establece límites específicos sobre cómo influye a la seguridad vial conducir bajo los efectos de la marihuana. Y también vigilar que no aumenten los robos de faros de Porsche.

Hace un año, antes de la legalización en ese par de Estados, hablábamos de un estudio de la Universidad de Colorado que indicaba que habría menos accidentes si se legalizaba esta droga, aunque su investigación estaba más relacionada con hábitos, como que los consumidores de cannabis no suelen tomar tantos riesgos o no salen tanto de casa.

El problema radica que, de los Estados que han legalizado la marihuana con un uso medicinal, ninguno había establecido un nivel de THC en sangre para los conductores. Cualquier automovilista que condujese con THC en su cuerpio era culpable de conducir bajo los efectos de la droga (incluso si se trataba de  marihuana medicinal legalmente aprobada).

Con la aprobación de la Iniciativa 502, el estado de Washington establece un umbral oficial de 5 nanogramos de THC por mililitro de sangre. Aunque los autores del proyecto de ley insisten en que nivel se basa en la evidencia científica significativa, algunos afirman que es completamente arbitraria.

Uno de los participantes en el estudio

¿Pero cómo afectan 5 nanogramos de THC a la conducción? Igual que tú te lo preguntas, también lo hizo la CNN, así que organizaron una prueba en el estado de Washington, con  tres pilotos dispuestos a dedicar sus pulmones para una tarde de investigación “científica”. Los participantes eran una chica consumidora habitual, un joven consumidor en fines de semana y un señor de 53 años consumidor muy esporádico.

Puedes juzgar las conclusiones en el vídeo más abaj (en inglés).  Algunos medios como el New York Post, dicen que demuestra fallos enormes de conducción y otros como LA Weekly, asegura que los fumadores de marihuana conducen bastante bien.

¿Nuestra opinión? Está claro que los sujetos de prueba comenten algunos errores en la prueba (es mejor no conducir fumado, sin duda) Sin embargo, también observamos que la CNN debe subir mucho el índice de THC legal para poder observarse algún efecto en la forma de conducir. Y cuando llegan a ese punto, los tres reconocen que no deberían estar al volante de un coche. ¿Un bebedor de alcohol que superase tres (o más) veces el límite legal de alcohol en sangre habría realizado tan bien la prueba?

Valora tú el experimento de la CNN, tras ver el video:

Fuente: CNN
Vía: TCC

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta