Zapatero, flanqueado por la vicepresidenta económica, Elena Salgado, y los ministros de Industria y de Ciencia e Innovación, Miguel Sebastián y Cristina Garmendia, respectivamente, detalló que el plan incluirá subvenciones de hasta 6.000 euros para la adquisición de vehículos eléctricos.

nissan_leaf_ev_electrico
Coche eléctrico cargándose

Asimismo, avanzó que, en el ámbito de la comercialización, el programa fija como objetivo alcanzar unas ventas de este tipo de automóviles de 20.000 unidades en 2011 y de 50.000 unidades en 2012, correspondientes en su mayoría a flotas de empresas y servicios.

Zapatero resaltó el compromiso del Gobierno con el impulso del coche eléctrico en España, ya que muestra el camino por el que debe transitar la industria española hacia el futuro y afirmó que en la nueva Estrategia para el Impulso del Vehículo Eléctrico en España “convergen” los puntos principales para un modelo de crecimiento sostenible, como son la renovación de los sectores principales de la economía, el apoyo a las acciones de I+D+i y la lucha contra el cambio climático.

Asimismo, agradeció la labor que ha llevado a cabo el sector del automóvil en España. “Las empresas del sector del automóvil asentadas en España se han comprometido con el país y han hecho un gran esfuerzo de futuro”, explicó, al tiempo que resaltó que la apuesta por el vehículo eléctrico “es una apuesta por la movilidad sostenible” y servirá para abaratar el coste de la energía eléctrica.

250.000 coches con enchufe en 2014.

La Estrategia Integral para el Impulso del Vehículo Eléctrico recoge el objetivo de contar con 250.000 vehículos eléctricos puros e híbridos enchufables en España en 2014, en el marco de la meta global de lograr que en 2014 un millón de coches eléctricos e híbridos convencionales circulen por las carreteras españolas.

Las medidas, destinadas en principio a las 145 localidades españolas con más de 50.000 habitantes, comprenden la subvención a la adquisición de coches eléctricos, tanto a particulares como a flotas, de un 20% sobre el coste, hasta un máximo de 6.000 euros, lo que supone un importe total de 240 millones.

Además, se apoyará la industrialización y la I+D+i para lo que se destinarán 140 millones de euros en este periodo y se fomentará la creación de una tarifa ‘supervalle’ para promover la recarga. Otros 35 millones se invertirán en sistemas de comunicación entre la red eléctrica y el vehículo para optimizar la recarga.

También se destinarán 173 millones para líneas prioritarias de investigación y desarrollo, y se comprometerán dos millones de euros en acciones de marketing y comunicación. El plan comprende la creación de la figura del gestor de carga, la homologación de vehículos y componentes, o la oferta de formación específica en la fabricación, mantenimiento y reparación de coches eléctricos.

El presidente de Red Eléctrica de España (REE), Luis Atienza, resaltó la importancia que tendrá la llegada del coche eléctrico para abaratar los costes energéticos en España, así como para mejorar la eficiencia y para lograr una sostenibilidad del modelo energético actual.

Por otra parte, el presidente del Real Automóvil Club de España (RACE), Ramón García Moliner, apuntó que desde el club automovilístico pondrán en marcha acciones de comunicación para dar a conocer las virtudes de este tipo de vehículo entre los conductores y puso de manifiesto su intención de que la flota de vehículos del RACE use estos vehículos en el futuro.

Vía | Europa Press

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta