Ya está aquí el verano y eso también es sinónimo del despliegue del habitual dispositivo especial de la DGT. Estará vigente desde el 28 de junio hasta el 1 de septiembre, justo en la época en la que se incrementan los desplazamientos a nivel nacional. De hecho para los meses de julio y agosto de este año se prevé que haya un total de 90 millones de desplazamientos, superando las cifras registradas en 2018 por 1,5 millones (un 1,66 % más). Y esto se traduce en una vigilancia más exhaustiva por parte de la Dirección General de Tráfico.

Con los desplazamientos repartidos en 43 millones de desplazamientos en julio y 47 millones de desplazamientos en agosto, se disponen las siguientes operaciones especiales. El miércoles 31 de julio y jueves 1 de agosto es la operación 1º de agosto, del miércoles 14 al domingo 18 de agosto es la operación 15 de agosto y del viernes 30 de agosto al domingo 1 de septiembre es la operación retorno. Como siempre, mejor evitar estas fechas para viajar para no sufrir aglomeraciones.

Hay que tener en cuenta que el tráfico se comporta de manera diferente en verano. En la época estival aumentan los desplazamientos de largo recorridos y la intensidad de circulación es más intensa durante los fines de semana. Por otro lado hay menos atascos en los accesos a las grandes ciudades en horas puntas. También se aprecia un aumento en la presencia de vehículos extranjeros en tránsito y de actividades deportivas en las carreteras.

Teniendo en cuenta esto y que el verano pasado aumentaron un 15 % los fallecidos en accidentes de tráfico, la DGT ha querido intensificar su actuación y tomar una serie de medidas. Tras la entrada en vigor del límite a 90 km/h en todas las carreteras convencionales ahora toca hacer que se cumpla. La plantilla de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil se amplía con 300 agentes adicionales este verano llegando a un total de 91.00 efectivos.

Ya se anunció la llegada de 78 radares más durante este año y a partir del 1 de julio ya estarán operativos 20 de ellos. Los 58 restantes (15 de tramo) se irán activando posteriormente. Además de los radares, los medios aéreos también estarán vigilando, en total 12 helicópteros y 11 drones en todo el territorio nacional. Para completar la vigilancia no faltarán los vehículos camuflados y 216 cámaras de control del tráfico alta definición (fijándose también en el uso del móvil).

Como todos los veranos, la DGT incrementará los controles de alcoholemia, estimando alrededor de 900.000 pruebas en estos dos próximos meses. También se contemplan algunas medidas que faciliten la movilidad, como la instalación de carriles reversibles, carriles adicionales o itinerarios alternativos. Se prestará especial atención a señalización dinámica de los paneles y se paralizarán las obras que afecten a carreteras transitadas.

Fuente: DGT

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta