Resulta curioso que en los Presupuestos Generales del Estado, presentados por el Gobierno hace tan solo unas semanas, figure la recaudación estimada por multas y sanciones en carretera.

Así será difícil que la DGT logre deshacerse de su fama de organismo recaudador, y es que la clase política ya le ha fijado un objetivo; los agentes deberán recaudar en 2012 un total de 409 millones de euros en multas.

Según cálculos aproximados, estas cifras equivalen a un volumen de 3.8 millones de multas, una cantidad similar a la del año pasado, aunque la recaudación por tasas cae un 5%, hasta los 447 millones de euros, fruto de la bajada en la actividad económica y la débil demanda en la venta de vehículos.

La organización gestora del tráfico en nuestro país, ve recudido en un 7,54% el presupuesto para políticas de seguridad, de los 782 millones de euros de 2011 a los 723 millones del presente ejercicio. María Seguí, directora de la DGT, reconocía en declaraciones a la prensa que su departamento tendría que afrontar un “recorte presupuestario notable”, aunque se mostró confiada en que la reducción no tuviera efectos negativos sobre las políticas de seguridad vial que pretende poner en marcha en los próximos meses.

El Ejecutivo prevé que con este paquete de recortes, la DGT finalice el año con un superávit de 136 millones de euros. En la memoria de objetivos incluida también en los Presupuestos Generales del Estado, Tráfico prevé acabar el año con 400 radares fijos, 30 más que al final de 2011, a los que se suman los 492 cinemómetros de control de velocidad ya operados por la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil.

Vía: Levante-emv

1 COMENTARIO

  1. Hola,

    Sólo quería comentar una cosa que aparece en este artículo y que ya he leido en otros sitios, frases del tipo: “Resulta curioso que en los Presupuestos Generales del Estado, […] figure la recaudación estimada por multas y sanciones en carretera.”

    No voy a entrar si hay o no afán recaudatorio o si les obligan a llegar a un mínimo de multas, pero cualquiera que sepa lo mínimo de preparar un presupuesto o llevar una contabilidad (y os garantizo que yo sé muy poco) sabe que cualquier ingreso estimado debe aparecer en el presupuesto con su partida complementaria en el otro lado del balance.

    Vamos, que hay que ponerlo sí o sí porque es así como se prepara un presupuesto.

    Lo raro sería que de un año para otro subiese o bajase esa estimación un 25%.

    Un saludo!!

Deja una respuesta