La startup francesa de nombre EP Tender tiene una nueva solución a un problema relativamente nuevo: un remolque que puede ser transportado detrás de un vehículo eléctrico que hace de extensor de autonomía a través de una batería adicional. Es una alternativa ideal para quienes ansían tener en propiedad un coche de cero emisiones y viajar con ellos, sin la consecuente angustia de quedarte tirado a medio camino.

Los clientes que desean un automóvil eléctrico se tienen que enfrentar al dilema de pagar más para tener una batería más grande que otorgue más kilómetros entre recargas o verse obligados a cargar sus máquinas con mayor frecuencia. EP Tender, con sede en París, considera que ha eliminado la necesidad de elegir entre coste y autonomía a través de estos remolques. Porque no es que se puedan comprar en sí, sino que se alquilan por apenas 34 euros al día.

EP Tender comenzó inicialmente con la idea de mantener un extensor de autonomía de gasolina en el remolque para convertir los vehículos eléctricos en híbridos en serie, incluso llegando a implementar un programa piloto de 20 remolques para modelos Renault Zoe y Kangoo. Sin embargo, debido a que los precios de las baterías están bajando tan rápidamente (gracias a las economías de escala), la empresa decidió cambiar los combustibles fósiles por baterías.

El CEO de la compañía, Jean-Baptiste Segard, dijo a Automotive News: “Estamos resolviendo el problema de hacer eléctricos que sean asequibles [y] convenientes en largas distancias”. Segard cree que esta opción podría permitir elegir vehículos eléctricos con una autonomía más escueta, a un coste menor, y luego solo aportar el extensor de autonomía para los viajes ocasionales por carretera cuando los conductores no pueden (o no quieren) detenerse a hacer una recarga.

Como se ha mencionado, EP Tender prevé cobrar alrededor de 34 euros por el alquiler del remolque. La compañía afirma que puede hacer que la economía funcione, a pesar de que, cada uno de ellos, cuesta alrededor de 10.000 euros. De acuerdo con la nueva empresa, se podrían obtener ganancias para 2024, con 60.000 clientes que alquilen 4.150 remolques. Los prototipos actuales usan un paquete de 36,5 kWh, pero el objetivo es ofrecer una versión de 60 kWh en, aproximadamente, cinco años.

La verdadera buena razón de esta idea es que permite que las compras de coches sean más pragmáticas y realistas. ¿Por qué comprar más autonomía de la que se necesita habitualmente si, simplemente, puedes alquilar más cuando la necesites? La contraparte viene dada por la necesidad de transportar un remolque de aspecto un tanto cuestionable, pero es un pequeño precio a pagar. Y aunque tampoco es muy aerodinámico, sigue compensando en largos viajes.

Fuente: Automotive News

2 COMENTARIOS

  1. ¡Menudo invento! Eso ya se usaba en mi niñez cuando tenías que llevar un remolque de CAMPSA a nada que tuvieses un coche un poco tragón.
    Yo tengo una idea mucho mejor pero voy a esperar que esta empresa fracase para proponérsela.
    De momento, apuesto 300 céntimos de euro a que nunca veremos la versión de tropenosecuantos KWH esa….

  2. Y porque no unos pedales conectado o un dinamo y de paso que hacemos ejercicio los acompañantes recargados las pilas.

Deja una respuesta