Aunque por ahora es un prototipo, ya ha despertado la nostalgia de los aficionados al motor más clásicos. Renault quiere recuperar, en el 50º aniversario de su nacimiento, su mítico Alpine A110 con un actualización de aquella berlinetta que, en cualquier caso, conservará buena parte de los rasgos estilísticos que lo convirtieron en leyenda.

El Renault Alpine A110-50 es una obra con la intención por parte de Renault de hacer un guiño a los deportes de motor. Este concepto de vehículo traslada los más característicos rasgos de diseño del A110 original en una forma moderna y espectacular combinada con una forma elegante realzada por las luces.

Mirando el diseño, la carrocería de este vehículo está hecha en fibra de carbono en un tono azul que supone un soplo de aire fresco y reinterpreta el original Alpine Blue. Tiene un capó abatible en la parte delantera, una tapa compartimento del motor en la parte trasera y las puertas se abren hacia arriba. También monta una iluminación completa led en amarillo y atención a una de sus señas de identidad: la ventana trasera revela el motor trasero central.

El Alpine A110-50 ha sido producido con la experiencia Renault Sport  Technologies. Así, el chasis tubular del Renault Alpine se ha endurecido y sometido a varias novedades y una distribución de peso sobre las ruedas ideal.

En cuanto al interior, en este biplaza se centra el diseño en el ambiente de competición, donde domina la deportividad que potencia aún más el omnipresente color negro. Pero, además, la tecnología no se queda atrás de lo cual da buena muestra su pantalla a color integrada en el volante idéntico al de la Fórmula Renault 3.5.

Entre sus características mecánicas, mencionar que corre con un bloque de energía Renault V4Y, se trata de un V6 de 3,5  litros y 24 válvulas de 400 CV montado en la parte central trasera del coche. Su transmisión es semiautomática secuencial de 6 marchas y un embrague de doble placa, tanto para el pedal de embrague como para la palanca del volante.

Para este modelo se ha interpretado el diseño original incluyendo las señales del nuevo Renault con el lenguaje introducido por Laurens van den Acker en el concepto de coche DEZIR, y  que pronto se pondrá en marcha en los modelos de la compañía. El nuevo look frontal de este vehículo ha adaptado el diamante en posición vertical al ser un coche muy bajo y ancho.

Galería de imágenes del Renault Alpine A110-50

Ver galeria (15 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta