Renault tiene preparada una gran sorpresa para el Salón de Ginebra. Se trata del Captur, que es nombre con el que Renault ha bautizado a su nuevo todocamino. La verdad es que el resultado final es difícil que pueda ser más sugerente.

La firma gala sigue la línea de diseño que estrenó con el prototipo DeZir. Una línea muy deportiva y musculosa silueta gracias a los cortos voladizos y también a las descomunales llantas de 22 pulgadas, (como buen prototipo que se precie) calzadas con neumáticos 250/40.

renault_captur-2
Renault Captur

¿Qué hay debajo del capó? Pues aquí encontramos uno de los elementos que sí se podrán ver dentro de poco en los coches de calle de Renault: un nuevo motor dCi de 1,6 litros para el que se anuncian 160 CV, acoplado, al nuevo y flamante cambio EDC de doble embrague que acaba de estrenar el Mégane. Son 100 CV por litro, que no está nada mal para un diésel.

¿Cómo lo consigue? Gracias al doble turbocompresor, con el que supera en rendimiento al actual 2.0 dCi, al mismo tiempo que rebaja el consumo. Renault anuncia unas emisiones de CO2 de 99 g/km, que sería el equivalente a un consumo de 3,8 l/100 km.

Renault también anuncia para este SUV deportivo un novedoso sistema, llamado RX2, un diferencial mecánico autoblocante para mejorar la tracción a baja velocidad, capaz de transmitir más par a la rueda que tiene más agarre.

Pero todavía es un prototipo. Y qué mejor  elemento para demostrarlo que unas puertas tipo alas de gaviota. El interior del Captur es también poco realista. Su configuración es para cuatro pasajeros y según la marca francesa, se inspira en el material que utilizan los escaladores.

renault_captur-6
Interior del Renault Captur

También anuncia un innovador sistema denominado Visio-system, que se sirve de una cámara montada en la parte superior de la luneta delantera y es capaz de sintetizar imágenes y presentarlas en la pantalla central. Según Renault, este sistema reduce el estrés a la hora de conducir, al basarse en los principios de realidad aumentada.

Y aún hay más cosas difíciles de llevar a la cadena de montaje: Entre otras, un techo duro desmontable. No es un descapotable, pero sí tiene algo de convertible, pues al quitar el techo quedaría a la vista una estructura de fibra de carbono.

Lo que es innegable es que el Captur sí se pueden vislumbrar cosas interesantes con el Captur… Lo primero, la idea de Renault de tener un SUV o todocamino por debajo del Koleos. Las proporciones del Captur así lo indican: 4,22 metros de largo y 1,59 de alto. La revista francesa Autoplus ha recreado cómo podría ser el aspecto final de este SUV que tiene un primo en la calle muy conocido: el Nissan Juke.

Y aún hay más. Porque el Captur será la base del Nissan Juke “renolizado” que entraría en la cadena de montaje de Valladolid en 2012. Además, por las fotos espía en la fábrica de Valladolid que vimos hace unos meses, Renault también estaría preparando una versión más larga de este SUV. Una versión del Qashqai… La alianza Renault- Nissan parece que empieza a dar buenos frutos.

Fotos:

Ver galeria (10 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta