La pandemia ha hecho que se viesen afectados muchos sectores de la automoción. Desde fábricas paradas a empresas de carsharing sin apenas usuarios. ¿Y el renting? Pues ya tenemos los datos de la Asociación Española de Renting de Vehículos (AER) de la evolución del sector en el primer semestre de 2020. El renting sigue creciendo, si bien la facturación ha caído.

Al cierre de junio el parque de vehículos de renting alcanzó los 715.041 vehículos, lo que supone un incremento del 3,95% sobre el mismo período de 2019. El peso del renting en el total de matriculaciones en España fue del 21,26%, frente al 20,56% que suposo en el primer semestre de 2019.

Obviamente, los meses de confinamiento y de estado de alarma afectaron. En la etapa del confinamiento más severo se perdieron 3.543 clientes, pero, desde que comenzó la desescalada, se han ganado 4.809. Eso ha hecho que la cifra de clientes totales haya crecido en el primer semestre de 2020 un 27,63%, hasta los 203.377 clientes.

Si bien el peso en el total de las matriculaciones ha aumentado un 3,95%, obviamente se han vendido menos coches para este canal. La caída en las matriculaciones se redujeron un 48,25% en el primer semestre. Una cifra mala a todas luces, pero no tan grande como la del 51% que se dejó el mercado en su conjunto.

A pesar de que el parque de vehículos en renting crece el 3,95% comparado con la cifra de junio de 2019, la facturación se ha contraido un 8,53%, hasta los 2.772,59 millones de euros. Desde AER indican que se debe al efecto de las moratorias en el pago de las cuotas, por la reducción de la actividad en la comercialización de vehículos de ocasión y por el menor número de devoluciones de vehículos usados (gracias a la flexibilidad del renting para ampliar los plazos de los contratos).

La inversión en compra de vehículos se cifra en 1.766 millones de euros, un 45,71% menos que en el mismo periodo del año precedente.

¿Cómo es el cliente del renting?

Las personas físicas (autónomos y particulares) fueron las que más contribuyeron al crecimiento del parque de vehículos de renting. Nada menos que 31.231 vehículos más, de 29.908 clientes.Luego se establecen diferenciaciones según el tipo de empresa:

  • Pequeñas empresas (hasta cuatro vehículos) aumentan su parque en renting en 16.168 unidades y sus clientes, en 13.218.
  • Empresas medianas: 7.919 unidades más y 910 clientes.
  • Gran empresa: El parque de vehículos se reducen en 28.166 unidades y contabiliza 10 clientes menos que al cierre del primer semestre de 2020. Es en este apartado donde se nota especialmente el descenso de alquiladoras (rent a car).

Desde AER destacan la rapidez de reacción de las compañías de rentingpara dar respuesta a las necesidades de sus clientes en este periodo tan complejo. Desde moratorias en los pagos, ampliación de contratos… Fue eso, junto a la reducción de la venta de coches usados (acentuada al existir un menor stock), la principal causa de que baje la facturación del sector.

Eso sí, los clientes parece que siguen confiando mucho en el servicio. Eso lleva a que las previsiones a finales de año mantengan que el parque mantenga un crecimiento del 4%… si bien la facturación será más baja porque se devolverán menos coches al servicio de renting, al haberse  ampliado del plazo de los contratos. Y mientras el mercado de los alquiladores no repunte, las matriculaciones tampoco lo harán.

Fuente: AER

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta