Hay veces que la mejor opción para empezar en marcas como Porsche es hacerlo con un vehículo de segunda mano. Por cuestiones económicas, algunos usuarios optan por esta vía para comenzar la andadura en un fabricante de lujo. Y hay opciones realmente interesantes como los deportivos transaxle de los años 80 y 90. El claro ejemplo es el Porsche 944 S2, cada vez más valorado entre los amantes de los clásicos por razones obvias.

No es tan habitual de ver como los 911 de anteriores generaciones y, en esa versión, destaca por exclusividad. Entre 1988 y 1991, apenas se hicieron 9.400 unidades del 944 S2 en carrocería coupé y 7.000 con la carrocería descapotable Cabrio. Actualmente se ha revalorizado y hay ejemplares que pueden superar con creces los 30.000 euros en el mercado de ocasión. Sin embargo, también hay otros en peor estado que pueden ser interesantes si se lleva a cabo una restauración que esté a la altura.

Ese es precisamente el ejercicio que ha realizado Porsche Klassik, el departamento destinado a los clásicos de la marca. Compraron por 18.500 euros una unidad del 944 S2 de 1991, una de las últimas en salir y que cuenta con los airbags. De hecho, el volante con airbag incorporado era el mismo que en otros como en el Porsche 968 y aporta un tacto mejorado. Otras bondades de esta unidad es que contaba con aire acondicionado y con techo tipo Targa. Por supuesto, toda la documentación debía estar al día y el coche no tenía que haber sufrido accidentes.

La unidad en color Azul Cobalto que fue rescatada había sido matriculada en enero de 1991 en Sttugart y fue coche de empresa durante los primeros años. Pasó por varios dueños, siendo el último un holandés que apenas recorrido 10.000 kilómetros en la última década y que había llevado a cabo un mantenimiento razonable. El único elemento defectuoso era el aire acondicionado, mientras que también presentaba bastantes desperfectos a nivel estético.

Lo primero fue poner un juego de neumáticos nuevo, realizar un cambio de aceite y la revisión oficial Porsche. Se sustituyeron el pomo de cuero, se retapizó el volante y se trabajó en los asientos para que su tapicería de tela quedar como nueva. Después se repintó el coche por completo, con el tono Azul Cobalto original, e incluyendo una restauración de las llantas. También se procedió a reparar el aire acondicionad, junto  a un compresor y un refrigerante sin CFC.

La mecánica atmosférica de cuatro cilindros y 3.0 litros no necesitó mucho trabajo, pues se encontraba en perfecto estado. Con sus 211 CV y 280 Nm, hace que el Porsche 944 S2 acelere de 0 a 100 km/h en 7,1 segundos y que pueda alcanzar 240 km/h. El resumen de esta restauración es que se invirtió un total de 33.000 euros (18.500 por el coche y 17.500 en los trabajos) para tener un coche único en un estado de conservación excepcional, que además se convertirá en clásico el próximo año.

Galería de fotos:

Ver galeria (13 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta