Está íntegramente realizado en aluminio, con las consecuentes ventajas referidas al ahorro de peso, es decir un menor consumo y unas mejores prestaciones. Además, siguiendo con esta decidida apuesta por la sostenibilidad, hasta el 50% de los materiales utilizados son reciclados.

Jaguar C-X75
Jaguar C-X75

Ha sido concebido como un biplaza eléctrico de autonomía extendida. El sistema de propulsión está compuesto por cuatro motores eléctricos ubicados en cada una de las ruedas (lo que le dota de tracción total), alimentados por baterías de iones de litio que ofrecen autonomía para recorrer unos 110 km.

Estos motores eléctricos entregan una potencia de 145 Kw (195 CV) cada uno, lo que en total supone 580 Kw (780 CV). Para su recarga se han desarrollado dos micro-turbinas de gas por la firma británica Bladon Jets, cada una de ellas pesa tan sólo 35 kg y produce 70 Kw (94 CV) de potencia a una velocidad constante de 80.000 rpm, con lo que se puede prolongar la autonomía del vehículo hasta nada menos que 900 km.

Las turbinas ofrecen muchas ventajas respecto a los motores de combustión. Tienen menos componentes móviles, no necesitan sistemas de refrigeración líquida o lubricación por aceite (lo que conlleva una notable reducción del peso).  Además, pueden emplear diversos combustibles como el diesel, biocombustibles, gas natural comprimido o gas licuado del petróleo (GLP).

Pero si se quiere aún más, en el modo “Track” estas turbinas pueden suministrar un empuje adicional a los motores eléctricos, resultando una potencia final de 968 CV, y lo que es aún más espectacular, un par motor de 1.600 Nm. Con semejante poder no es de extrañar que las prestaciones sean absolutamente escandalosas: realiza el 0 a 100 km/h en tan solo 3,4 segundos, el 0 a 160 km/h en 5,5 segundos o llega a los 300 km/h en unos increíbles 15,7 segundos. La velocidad máxima no le anda a la zaga, alcanzando los 330 km/h.

Jaguar C-X75
Jaguar C-X75

Pero no solo las prestaciones son alucinantes, también lo son sus emisiones. Siguiendo con la corriente actual de respeto al medio ambiente, el Jaguar Concept C-X75 cuando circula en modo eléctrico (recordemos, hasta 110 km) no realiza ningún tipo de emisión a la atmósfera. Cuando lo hace en modo de autonomía extendiada, mediante el apoyo de las micro-turbinas de gas, las emisiones son tan sólo de 28 g de CO2/km (pudiendo llegar la autonomía a 900 km). La recarga completa utilizando un toma de la red eléctrica doméstica requerirá apenas seis horas.

Otro aspecto destacado en su diseño es el de la aerodinámica. Como en todo superdeportivo que se precie, y que sea capaz de alcanzar tan altas velocidades, los flujos de aire que lo rodean tienen una gran importancia. Para no romper la armonía de líneas del prototipo con un gran alerón, se ha recurrido a un túnel con efecto Venturi bajo la carrocería y a redireccionar los gases de escape para (como en la competición) conseguir grandes cantidades de agarre y de carga aerodinámica.

Suponemos que muchos de los futuros modelos de la marca radicada en Coventry tendrán algunas de las características mostradas en este precioso prototipo. Si es así le auguramos un largo y próspero futuro.

Galería de imágenes:

Ver galeria (12 fotos)

3 COMENTARIOS

  1. Pues ya dicen que podría fabricarse en una serie limitada, y que incluso podría llevar la tecnología de las turbinas. Lo que está claro es que si a JAguar le hace falta un supercoche, con ponerle al C-X75 el motor V8 con compresor que tiene el XKR y sacarle unos cuantos caballitos más, sería una pasada.

Deja una respuesta