Logo de Noticias Coches
1998 Rolls Royce Silver Seraph Estate Wagon (1)
Luis Blázquez

Este Rolls-Royce Silver Seraph Estate Wagon es la razón por la que no necesitas un Cullinan

Si eres un hombre de negocios legítimo, un alto capo de la mafia o narcotraficante es probable que requieras de un coche particular y capaz. Debe ser lujoso, por supuesto, pero también ha de ser práctico y rápido. Un poco de estilo es una necesidad, pero nada tan evidente que vaya a atraer demasiada atención. Afortunadamente, el concesionario de alto standing Magni & Carnevale Motors de Milán lo tiene todo cubierto con este Rolls-Royce Silver Seraph Estate Wagon de 1998, único en su tipo.

De acuerdo con el sitio web rrsilverspirit.com, este Silver Seraph acabado en un tono azul real con piel de cebada se entregó nuevo en Italia en 1999 y se convirtió en un familiar en 2011. De la transformación se encargó el taller British Cars en Verona, el cual necesito de siete meses para que el resultado fuese digno de una construcción hecha por la propia marca, por ese entonces propiedad de Volkswagen (1998-2002). Dicho esto, muchos carroceros transformaban modelos de Rolls-Royce en elegantes vehículos fúnebres, aunque no en la ranchera definitiva.

El coche cuenta con bolsas de cuero gemelas hechas a medida a juego con el interior dentro del maletero, una con herramientas y las otras tres botellas de vino. Hay más bebidas disponibles y copas almacenadas en un compartimiento escondido detrás de un panel en la parte trasera, los cuales se pueden limpiar con agua gracias a un depósito interno. Las características especiales se completan con una mesa de picnic extraíble y dos paraguas/sombrillas también diseñados a medida, todo maravilloso para hacer excursiones campestres de fin de semana.

Producido de 1998 a 2002, el Rolls-Royce Silver Seraph reemplazó al veterano Silver Spirit y era prácticamente idéntico a su hermano de Bentley, el Arnage. Mientras que este último recibía un tinte más deportivo (propulsado por una variedad de motores V8 biturbo), el Silver Seraph usó el bloque V12 de 5.4 litros de origen BMW (M73). Con 326 CV y 490 Nm sin sobrealimentación y asociados a una caja de cambios automática de cinco relaciones, la berlina podía alcanzar los 100 km/h en 7,6 segundos y seguir hasta una velocidad máxima de 225 km/h.

El protagonista de esta historia parece estar en perfectas condiciones. Por supuesto, eso debería de ser lo esperado, ya que apenas ha recorrido 34.900 kilómetros en dos décadas. El precio de venta se sitúa en unos saludables 162.500 euros. Tal vez puedan hacer un descuento pagando en efectivo. Si tener un V12 ronroneando en la distancia mientras estás sentado relajado detrás del volante (o en el asiento trasero mientras te tomas una copa) suena como el sueño que nunca se hizo realidad, ya sabes que el Rolls-Royce Silver Seraph Estate Wagon es tu coche.

Fuente: Magni & Carnevale Motors

Galería de fotos:

  • coches clásicos
  • familiar
  • Rolls-Royce