La excentridad de los millonarios no conoce límites. Para muestra, Ueli Aniliker, un empresario suizo que decidió transformar su Mercedes en un automóvil de oro, utilizando para ello un equipo de 35 trabajadores que necesitaron de 30.000 horas de trabajo, oro de 24 kilates y 3,5 millones de libras para la transformación del rebautizado como Aniliker McLaren SLR 999, Sueño Rojo Dorado.

El tono rojizo de la pintura tiene más de 25 capas bañadas en oro de 24 kilates, tal y como sucede en las ruedas y en los tiradores de las puertas. Además, en el volante hay incrustados hasta 600 diamantes de rubí valorados en más 300.000 libras y que lo convierten en un elemento totalmente exclusivo.

La mecánica también ha sido manipulada con un motor sobrealimentado de 5,4 litros que aumentan la potencia hasta una velocidad máxima de 210 mph. EL SLR es un vehículo que fue desarrollado conjuntamente por Mercedes en Alamania y McLaren en el Reino Unido, pero que hasta el propio Aniliker reconoce que después de la transformación, el modelo original era una tarea casi imposible.

Debe habarse cansado de quedar deslumbrado ante tal despliegue de potencia dorada, que ahora el vehículo está a la venta por un precio de salida de 7 millones de dólares, siendo el automóvil más caro en el mercado. Un portavoz declaró ante la prensa que “vender el vehículo nunca ha estado entre las motivaciones del señor Aniliker, pero ahora estaría dispuesto a considerar una oferta razonable. Teniendo en cuenta que se han invertido más de 5 millones de francos suizos y 30.000 horas de trabajo, el automóvil está valorado en 10 millones de francos suizos, que es el precio mínimo de venta”.

Si vosotros, lectores de coches.com, además de dinero os sobra el buen gusto, esta pueda ser una buena idea para presumir con las visitas.

Vía: Daily Mail

Fotos:

Ver galeria (6 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta