Vamos a tirar un poco de patria, aunque en realidad la noticia tenga trasfondo alemán. El grupo automotriz español Seat, propiedad de Volkswagen, ha presentado durante la celebración del Salón de Automóvil de Shangai su marca para el mercado chino, con el objetivo de comenzar a exportar al país asiático vehículos fabricados en España a partir del 2012.

Xiyate”, es el nombre elegido, que según los responsables de la firma suena de manera parecida y podría traducirse como “estándar especial de España”.

La firma, que se une así el club de fabricantes extranjeros que desembarca en el gigante asiático, se presenta en China como una marca que destaca por su “diseño”, su “dinámica conducción deportiva” y su “espíritu joven”, según ha declarado el presidente del comité ejecutivo de Seat, el británico James Muir.

La firma de automóviles ha querido aprovechar su presencia en la feria de Shangai, una de las más importantes a nivel internacional, como punto de partida para dar a conocer la marca, aunque no será hasta el próximo mes de octubre, en la Feria de Cantón, cuando se conozcan más detalles acerca de su estrategia de expansión en el país.

De momento, los máximos responsables de Seat tienen previsto reunirse con 30 responsables de concesionarios chinos que se han mostrado predispuestos a servir como punto de enlace para la venta de los vehículos.

“La marca se prepara para hacer venir inversores y concesionarios de China directamente a Martorell, para que descubran nuestra marca, nuestros productos actuales y futuros”, ha explicado ante la prensa, Paul Sévin, vicepresidente ejecutivo para ventas y mercadotecnia.

Según afirma, serán necesarios al menos seis meses de intensas conversaciones con los diferentes concesionarios para “aprender lo que se necesita y estar listos para vender nuestros primeros coches en 2012”, cuando tenga lugar la celebración de la feria bianual Auto China, en primavera.

Durante una primera etapa el objetivo es exportar solo vehículos fabricados en las instalaciones de Martorell, descartando por el momento la fabricación en el país asiático.

Aunque no se han querido revelar cifras de ventas, desde Seat no se han mostrado precisamente prudentes y es que esperan vender  “muchos miles de coches”. “Cuando se va a China no se hace para intentar o para probar”, aclaró, “se hace para ir y ganar”. “Hoy estamos aquí para decir al mundo, y de hecho al primer mercado del mundo, que aquí está Seat, es la primera vez que se oye en China, ‘Xiyate'”, concluyó, “es el principio de una conquista”.

Vía: El País

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta