SEAT ha lanzado un nuevo servicio pionero que garantiza la entrega de un coche al cliente en un plazo de entre dos y tres semanas. La iniciativa ya está disponible en Alemania y España tras haber sido probado en Austria, donde ha alcanzado los 300 vehículos vendidos. El servicio, llamado Fast Lane, se oferta para las configuraciones más demandadas del León y el Ibiza.

Este innovador proceso facilita la experiencia de compra del usuario, que puede configurar su vehículo entre las más de 100 opciones que ofrecen el León y el Ibiza y concretar la recogida en el concesionario elegido en un plazo de entre 14 y 21 días. El servicio Fast Lane ya está disponible en Alemania (para los modelos Ibiza y León) y en España (solo para León).

SEAT es el primer fabricante del mundo en ofrecer este servicio que reduce los plazos de entrega muy por debajo de la media de otras marcas que se sitúa en los 90 días.

El servicio FastLane forma parte de la estrategia Order to Delivery 4.0, el plan de la marca que quiere mejorar los procesos de compra a través de avanzadas tecnologías. El vicepresidente de producción de SEAT, Dr. Andreas Tostmann, ha asegurado que quieren ampliar este servicio de entrega rápida a otros mercados.

Por su parte, Wayne Griffiths, vicepresidente Comercial de SEAT, dejó claro que la marca quiere mejorar la experiencia de consumo del cliente haciéndola cada vez más fácil y rápida.  “SEAT busca nuevas soluciones para hacer del tiempo de entrega al cliente una ventaja competitiva para la marca. Fast Lane es la respuesta al cambio en una sociedad en la que el plazo de entrega es ya un factor clave en la decisión de compra” dijo el vicepresidente.

Fuente – SEAT

Vía – Newspress

Galería de fotos:

Ver galeria (4 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta