La firma automovilística española SEAT, perteneciente al grupo Volkswagen, cerró los nueve primeros meses del año con unas pérdidas operativas de 228 millones de euros, lo que supone multiplicar por más de siete los números rojos de 30 millones de euros registrados el pasado año, y es que en el primer trimestre de este año ya había perdido más que en todo el 2008 por lo que se veían venir los pésimos resultados.

En este periodo lo único que “consuela” a la marca española es que no está sola y es que Volkswagen también tuvo pérdidas (279 millones), aunque el grupo registró un beneficio de 312 millones.

Los malos resultados vienen provocados por la “dura situación” del mercado automovilístico español según consta en el informe financiero de Volkswagen correspondiente a los nueve primeros meses de 2009.

Las ventas (59.000 coches) cayeron el 43% y los ingresos (911 millones), el 36%, por culpa de este descenso, la cifra de negocio de la compañía que preside James Muir también cayó, un 17% con 3.358 millones de euros.

A pesar de todo esto se pueden sacar cosas buenas, y es que algunos de los modelos de la marca española como el remodelado Seat Ibiza, tercero en ventas en España, o el nuevo Seat Exeo registran unos resultados comerciales “alentadores”.

Esperemos que coches que están siendo muy valorados por los profesionales como el nuevo Seat Ibiza y el Seat Exeo, ayuden a salir de esta mala situación a la empresa española.

Vía | El País

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta