Con la llegada del británico James Muir a la presidencia de Seat en sustitución del anterior CEO Erich Schmitt, han sido muchos los cambios producidos en la estrategia de la marca española. Los objetivos de esta maniobra son: incrementar los datos de facturación, reducir la pérdida neta y superar la producción de 40.000 vehículos. Para conseguirlo, James Muir está dispuesto a demostrar tanto al Grupo Volkswagen, como a España y al mundo entero que Seat es una marca que puede llegar a ser rentable y en la que es importante invertir.

El año pasado Seat registró pérdidas por valor de 339 millones de euros, en contraste con los 78 millones de euros también de pérdidas de 2008, en una etapa difícil para la industria en general y para la automovilística en particular. Aún con estas pérdidas el Grupo Volkswagen ha seguido invirtiendo en la marca española, lo que según James Muir indica que Volkswagen sigue convencido de que Seat es importante para el crecimiento del grupo.

Instalaciones de Martorell
Instalaciones de Martorell

La estrategia del CEO de Seat consiste fundamentalmente en potenciar los rasgos distintivos de la marca, como el carácter joven y deportivo que se quiere estampar con un cuidado diseño en los modelos de la marca. Muir ve necesario que Seat consiga el liderazgo en el mercado español, se introduzca en mayor medida en el resto de países europeos, con el fin de que la marca sea reconocida como una institución más allá de las fronteras españolas y que se aumente la producción de la planta de Martorell hasta llegar a los 500.000 vehículos anuales, un 90% de su capacidad.

Para conseguir su objetivo, Muir pretende: ampliar y evolucionar la gama del León a tres volúmenes (tres puertas, cinco puertas y familiar), hacer de Ecomotive una opción para todas las motorizaciones, introducir a medio plazo modelos híbridos como el León Twin Drive Ecomotive, ofrecer un renovado Seat Alhambra, mantener al exitoso modelo Ibiza entre los más vendidos y seguir evolucionando tanto en eficacia como en eficiencia todos sus modelos. Con todo ello James Muir pretende que las inversiones alemanas den su fruto y convertir a la marca españolas en un referente en cuanto a deportividad y diseño se refiere.

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta