Ya habíamos hablado de las carreteras del futuro, vías que podrán generar energía y enviar mensajes al conductor. Pero es posible que mucho antes lleguen las señales de tráfico inteligentes. El Ministerio de Fomento está financiando en el marco del proyecto DANTE varios prototipos de señales capaces de alertar de las circunstancias del tráfico a los conductores que se incorporan a una vía principales de posibles situaciones de peligro.

¿Que el proyecto DANTE? Sirve de soporte para el desarrollo de estos prototipos de señales inteligentes. Podrán advertir a los conductores y comunicarles posibles situaciones de peligro. La iniciativa está siendo promovida por un consorcio que cuenta con la participación entidades como Sociedad Ibérica de Construcciones Eléctricas S.A. (SICE), Desarrollo de Sistemas Tecnológicos Avanzados, S.L.(DSTA), DEIMOS Aplicaciones Tecnológicas, el centro tecnológico Cidaut y la Universidad de Valladolid. Lo financia tanto el Ministerio de Fomento como los Fondos de Desarrollo Regional de la Unión Europea.

Este sistema inteligente se ha diseñado para evitar conflictos en intersecciones de tipo T. Para empezar, localiza a los vehículos que se aproximan a la intersección y determina, mediante el uso de algoritmos, si se puede dar algún tipo de conflicto. El sistema ofrece información útil en todos los escenarios posibles, informando a los usuarios sobre posibles situaciones de peligro a tener en cuenta en los paneles de mensajería existentes.

Según informa DICYT, el sistema funciona a través de tecnología basada en visión artificial. Las señales envían la información que aparece en los paneles de mensaje variable a un dispositivo móvil, en concreto a un teléfono Android.

El sistema está ideado en base a los dos tipos de accidentes más frecuentes en las intersecciones, cuando el vehículo que circula por la carretera secundaria se incorpora a la principal tras detenerse en el stop. Uno es el frontolateral, cuando el vehículo que sale de la vía secundaria choca contra un coche que circula por la principal; y el otro el de alcance, cuando el vehículo se incorpora a la vía principal a baja velocidad y le golpea otro que circula a mayor velocidad por la carretera principal.

Vía: Tecnocarreteras

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta