Cuando supimos que el mítico videojuego Outrun se podía conducir de verdad, pensábamos que ese ingenio que transformaba el mundo real en imágenes de ocho bits era insuperable. Pero claro, también hay amantes de los videojuegos y de la cerveza y, como decía Steve Wonder: “Si bebes no conduzcas”.

Hasta ahora. Porque el sueño de todo jugador de videojuegos de coches y del “zumo de cebada” existe. Se llama Octane 120 Arcade Beer Pro y el artilugio, además de un panel de control inalámbrico y de 200 juegos diferentes, incluye  un barril de cerveza incorporado para mantenerse “hidratado”.

No se vayan todavía, aún hay más: Tiene un volante completamente regulable, un asiento adaptable con dos motores, un panel de control de dos jugadores y una salida de alta definición para un proyector por si quieres tus que tus carreras se vean a tamaño real en la pared.

Cada unidad puede alojar dos barriles de cinco galones (19 litros) barriles o un barril mayor como los de los bares, lo que garantiza que el jugador tenga siempre un trago a su lado. No te preocupes por las “curvas”. Incluye un portavasos integrado para poder verter la bebida mientras uno juega sin tener que levantarse del asiento.

Y en este mundo de fantasía, vamos a dar la mala noticia. El Octane 120 Arcade Beer Pro sólo está disponible por el momento en EE.UU. y cuesta la friolera de 5.995 dólares (más gastos de envío). Y de lo que se entera uno: No es el único producto de su clase. También existe la Gamerator, algo muy similar a este invento: un sistema de videojuegos estilo Arcade con nevera barril de cerveza y grifo incorporado… pero hay que jugar de pie.

Vía: Dreamarcades

Fotos del ingenio:

Ver galeria (4 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta