Hyundai Motor Group se ha dado cuenta de una cosa que compromete enormemente la seguridad de los usuarios. Aproximadamente tres de cada diez accidentes de tráfico implican una colisión múltiple. Eso significa que hay un primer impacto y que posteriormente llegan otros (contra otros coches u otros objetos). Eso les ha llevado a desarrollar una nueva tecnología para mejorar la seguridad en estas situaciones, son los airbags de colisión múltiple.

El airbag ha sido uno de esos inventos que cambiaron la industria del automóvil y que ha salvado millones de vidas. Sin embargo, estas bolsas de aire que se despliegan en caso de accidente, solo protegen del impacto inicial, por lo que el usuario queda desprotegido ante colisiones posteriores. Eso es precisamente lo que quiere solventar Hyundai con este nuevo sistema que está siendo probado y que pretenden llevar a producción en un futuro.

En los airbag tradicionales, tras el impacto inicial se pierde efectividad de protección, ya que los usuarios pueden pasar a ocupar posiciones inusuales. Pues bien, esta nueva tecnología lo que consigue es detectar la posición en la que están los ocupantes tras el primer golpe y recalibrar los sistemas. De esta forma se puede saber la intensidad que es necesaria para el despliegue y hacerlo de una forma mucho más rápida durante el impacto secundario.

Normalmente las colisiones múltiples suceden en accidentes en los que un coche rebasa la línea central (30,8 % de los casos), paradas repentinas en autopista (13,5 %) o salida lateral y choque contra árboles o postes (4 %). La marca coreana se compromete a seguir investigando en esta línea para mejorar el rendimiento y la precisión de estos airbags con el objetivo de poder montarlos en los Hyundai y Kia de producción en un futuro.

Fuente: Hyundai

Galería de fotos:

Ver galeria (3 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta