En enero de 1959 se comenzaba a producir el Skoda Octavia, el que está reconocido como el modelo más carismático en la historia de la marca checa. Justo ahora se está celebrando su 60 aniversario aunque con algo de truco, pues este vehículo estuvo sin venderse durante un par de décadas entre medias. Sin embargo, no hay que quitarle méritos a este ejemplar, que ha sido clave para Skoda. Han comercializado casi 6,5 millones de unidades desde su lanzamiento.

El primer Octavia fue producido en la planta checa de Mladá Boleslav, unas instalaciones que siguen siendo sede de Skoda. Su nombre proviene del latín y quiere decir “octavo”, porque ocupaba esa posición entre los modelos que habían sido hechos por la marca después de la Segunda Guerra Mundial. También era el octavo en montar la suspensión independiente, una tecnología que Skoda llevaba empleando desde 1933.

El primer Skoda Octavia producido fue la versión de dos puertas, un turismo de considerables dimensiones que se movía gracias a un pequeño cuatro cilindros de 1.1 litros y 40 CV de potencia. Poco después llegaría la versión Super, con motor de 1.2 litros y 45 CV. En 1960 fue presentada una variante deportiva, el Octavia Touring Sport (TS), que con 50 CV fue homologado para competir y logró algunas victorias en el Rally de Montecarlo durante los 60.

Al mismo tiempo, se presentaba el Skoda Octavia Combi, con un interesante portón trasero dividido en dos piezas que daba paso a un maletero de 690 litros, una capacidad que todavía sorprende a día de hoy. El éxito del modelo fue importante en esta primera etapa y alcanzó las 360.000 unidades comercializadas hasta 1971, fecha en la que se puso fin a la producción de esta generación. Tras esto, el modelo quedó en barbecho durante más de dos décadas.

Fue en 1996 cuando apareció por primera vez el Octavia moderno, el que se ha seguido vendiendo hasta la fecha. Esta primera generación utilizaba una plataforma hecha con ayuda del Grupo Volkswagen y estaba disponible con la carrocería sedán y la familiar Combi. La segunda generación mantuvo la misma filosofía y llegó en 2004 con un buen número de mejoras. Duró hasta 2012, cuando llegó al mercado la tercera generación, que es la que tenemos actualmente y que ya probamos hace tiempo.

Fuente: Skoda

Galería de fotos:

Ver galeria (13 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta