Han pasado ya varios meses desde que se dio la noticia de la unión entre Grupo PSA y Fiat Chrysler Automobiles (FCA), dos de los fabricantes de automóviles más destacados a nivel mundial. Esta fusión al 50 % daría lugar a un gigante en la industria que se colocaría en cuarto lugar por volumen y con vistas a hacerse con una parte mayor del pastel. Aunque con la crisis del coronavirus ha estado un poco parado, ahora anuncian que el nombre del nuevo conglomerado será Stellantis.

Con esta denominación de carácter espacial que podría dar nombre a una película, se establece un nuevo grupo en la industria que englobará marcas de gran renombre. La elección de este nombre responde al verbo latino «stello» que significa «iluminar con estrellas» y hace referencia a la ambición que hay puesta en esta unión de fuerzas. Las raíces latinas rinden homenaje a la historia y origen de las marcas, mientras que la evocación de la astronomía hace referencia al espíritu de optimismo y renovación.

Carlos Tavares (derecha) Y Mike Manley, el día de la fusión de PSA y FCA

El nombre de Stellantis se utilizará solamente a nivel de Grupo, correspondiendo a la marca corporativa, el resto de marcas mantendrán su identidad propia. Actualmente se está trabajando en un nuevo logotipo para ir ganando notoriedad. El Grupo Publicis es el que se está encargando de guiar a las compañías. La finalización de la fusión está fechada para el primer trimestre de 2021, así que todavía vendrán novedades en lo que queda de año.

El objetivo de Stellantis es aprovechar las sinergias entre dos grandes empresas del sector para crear un negocio global con una excepcional amplitud y profundidad de talento, know how y recursos capaces de proporcionar soluciones de movilidad sostenible para las próximas décadas. Ya se habla de un ahorro de 3.700 millones de euros (un 40 %) en términos de producto, plataformas y tecnologías. La nueva matriz tendrá la sede social en Holanda y cotizará en Bolsa en París (Euronext), en Milán (Borsa Italiania) y en la Bolsa de Nueva York.

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta