El Subaru BRZ es uno de esos pocos deportivos que sobreviven en un mercado plagado de SUV y de coches algo menos emocionales. El coupé fue lanzado hace ya siete años gracias a una colaboración con Toyota, que también mantiene su GT86. Ahora que se está hablando ya de su próxima generación, que podría llegar con más potencia, nos llega una edición especial para este ejemplar. El Subaru BRZ Special Edition vendrá al mercado español en una tirada limitada a solamente 20 unidades.

En el exterior se distingue del resto gracias a unas llantas de 17 pulgadas que están hechas de aluminio y tienen un color negro brillante. Ese tono de color se extiende a algunos detalles de la carrocería, como los retrovisores, la antena o el alerón. Harán contraste con el resto de la carrocería, que se puede elegir en los siete colores ya habituales, incluido el Blue Pearl que aparece en las imágenes y que probablemente es el tono que más justicia le hace.

El interior de cuatro plazas (2+2) del coupé también recibe una serie de elementos específicos en esta Special Edition. Lo más destacado probablemente sean los asientos deportivos delanteros, que tienen una tapicería mixta y bicolor, con el Alcántara en color negro y el cuero en color canela. Las costuras van en ese último tono haciendo contraste en otros puntos del habitáculo como los asientos traseros, el volante, el salpicadero, la palanca de cambios o el cuatro de mandos.

Pero el Subaru BRZ Special Edition no solamente tiene modificaciones estéticas, también hay otras que mejorarán su comportamiento. Es el ejemplo de los amortiguadores Sachs, que contribuyen a mejorar su rigidez y estabilidad.  Lo que se mantiene intacto es ese motor bóxer atmosférico de 2.0 litros que lo convierte en un vehículo tan especial. Entrega los 200 CV de potencia y los 205 Nm de par directamente al eje trasero mediante una caja de cambios manual de seis velocidades con recorridos cortos.

Las 20 unidades del Subaru BRZ Special Edition ya están disponibles en los concesionarios de la marca. La buena noticia es que, a pesar de su exclusividad, el precio se mantiene igual que en la versión Executive. Eso quiere decir que parte de 32.900 euros, incluyendo una campaña comercial de 1.250 euros y sin contar los 550 euros adicionales que costaría con pintura metalizada. El Subaru BRZ más accesible, la versión Sport, tiene un precio de partida de 31.200 euros.

Fuente: Subaru

Galería de fotos:

Ver galeria (73 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta