¿Cuál crees que es el coche más conocido del cine? ¿Kitt, de El coche fantástico, ¿El Mini de Mr. Bean? ¿El General Lee? Para cualquiera que haya nacido antes de mediados de los 70, la respuesta es clara: El Aston Martin DB5 de James Bond de 1964. ¡Y ahora lo subastan, oiga!

Conducido por Sean Connery en los clásicos Goldfinger y Operación Trueno, el Aston Martin DB5 de 1964 tiene una larga lista de extras y gadgets propios del mundo de los espías, de ahí que esté considerado como la quintaesencia de los coches de James Bond. Y este otoño, por primera vez en la historia, esta maravilla plateada será subastada. Eso sí, deberías empezar a ahorrar (y bastante) si quieres optar a él, porque se espera que alcance unos 5 millones de dólares.

db5
Aston Martin DB5 de James Bond

Existían dos coches para usarlos en las películas de James Bond. Una de las últimas series del Aston Martin DB4 se empleaba en los planos cortos, mientras que el DB5 se usaba en las escenas de persecuciones. Aston Martin prestó ambos coches a la productora EON para rodar las películas y después de eso se devolvieron a la fábrica. En 1969, Jerry Lee, un productor de radio de EE.UU., convenció a Aston Martin de que le vendiese el DB5 por 12.000 dólares. Y ha estado en sus manos hasta ahora, que lo vende para obtener dinero para su ONG multinacional contra la prevención del crimen, la Fundación Jerry Lee.

En las películas, el coche estaba “tuneado” con diversos extras de Q, como ametralladoras, escudo anti balas, placas de matrícula escamoteables, un asiento para pasajeros propulsable, lanzador de aceite, cortina de humo… y una especie de lanzas que salían de sus ruedas para reventar los neumáticos de los coches rivales (¿Ecclestone sopesaría esta idea para hacer una Formula 1 más atractiva?).

También hay un montón de botones de un fantástico estilo retro en el apoyabrazos central delantero. Aunque vamos a decir la verdad: el coche no tenía algunos de estos extras cuando rodaron las películas, sino que fueron añadidos luego para las giras publicitarias. Otra curiosidad es que otros dos DB5 hicieron esa gira, aunque no se usaron en esas películas ni en ninguna otra.

FMP 7B, como era conocido por su número de registro original en el reino unido, se pondrá a subasta por RM Auctions el 27 de octubre en el Club londinense Stoke Park, un lugar que no ha sido elegido al azar, pues fue donde se desarrolló la escena de la primera confrontación entre James Bond y Mr. Goldfinger. Luego no digas que no avisamos con tiempo.

¡Ah! Si te preguntas donde está el Aston Martin DB4 que también salía en Goldfinger y Operación Trueno, Thunderball car, fue robado en 1997 y todavía está sin localizar. Así que si no puedes hacerte con este DB5, quizás tengas otra oportunidad en el futuro…

Fotos del coche a subasta:

Ver galeria (12 fotos)

6 COMENTARIOS

Deja una respuesta