Las ventas de vehículos de ocasión han empezado el ejercicio con un fuerte crecimiento. Según datos de la consultora MSI para la Federación de Asociaciones de Concesionarios de la Automoción (Faconauto), el mes pasado se alcanzaron un total de 138.833 transferencias de coches usados, lo que supone un incremento del 40,5% respecto a enero del año pasado.

La patronal de los concesionarios considera que este buen dato va en línea con lo visto a lo largo del todo el año pasado, y destaca el comportamiento de las transferencias de coches de 0 a 1 años, que alcanzaron las 19.769, un 84% más que hace un año, y muchos de los cuales se pudieron acoger al PIVE.

Por canales de venta, el que más creció, como viene siendo habitual desde hace meses, es el de profesionales (concesionarios y compraventas), que lo hizo un 42%, acaparando además el 39,8% de las operaciones. El de particulares supuso el 52% de las ventas y creció un 33,1%.

Por edades, todos los tramos aumentan sus ventas, aunque siguen destacando las adquisiciones de coches con más de diez años, que supusieron el mes pasado el 43,5% del total. Por su parte, las ventas de coches que van de 0 a 5 años representaron el 30,4% de las adquisiciones, mientras que los que van de 5 a 10 años fueron el 26%.

El precio medio de los coches usados sigue a la baja y se quedó en los 10.660 euros, un 3,4% menos que hace un año. Por comunidades autónomas, han sido los grandes mercados los que más han “tirado” de las transferencias. Así, la Comunidad de Madrid creció un 143,2%, Baleares lo hizo un 77,2%, Cataluña un 50,8% y la Comunidad Valenciana un 49,3%.

Menores crecimientos experimentaron Asturias (25,8%), Cantabria (24%), Canarias (21,3%), Aragón (20,3%), País Vasco (10%) y Andalucía (5,6%). Cayeron los mercados de Castilla y León (-3,7%), Ceuta y Melilla (-5%), Murcia (-5,8%), Navarra (-6,5%), La Rioja (-8,4%), Galicia (-9,6%), Castilla-La Mancha (24%) y Extremadura (-26,7%).

El buen dato de ventas de vehículos de ocasión del mes pasado, continuación de la tendencia de todo el ejercicio anterior, muestra que esta parte del negocio sigue siendo una “refugio” para los concesionarios, en un momento de debilidad de la demanda del vehículo nuevo, pese a que el Plan PIVE y el Plan PIVE 2 están conteniendo un poco la caída.

Fuente: Faconauto

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta