En el proyecto de Presupuestos Generales del Estado que está tramitando el Gobierno hay una medida que podría afectar a millones de conductores. El Ministerio de Hacienda prepara un aumento en los impuestos a carburantes, lo que podría dar lugar a una subida considerable de su precio en algunas comunidades autónomas. Esta medida todavía está en el aire, pero entraría en vigor en 2019 si se llegan a aprobar los Presupuestos.

Para comprender la subida hay que tener en cuenta que el actual Impuesto Especial de Hidrocarburos (IEH) se aplica de forma diferente entre autonomías, según su propia voluntad para disminuir sus déficit fiscales. Andalucía, Galicia, Baleares, Cataluña, Castilla-La Mancha, Murcia, Comunidad Valenciana son las siete que se acogieron al tramo autonómico máximo que es un impuesto de 4,8 céntimos por litro.

Por este motivo se ha observado mucha diferencia por repostaje entre regiones. En casos como el de Castilla y León, Cantabria, País Vasco, Navarra y La Rioja; que no aplicaban el tramo autonómico, la diferencia podía ser de 2,6 euros por depósito. En las comunidades autónomas restantes no había tanta diferencia, pues se aplicaba un tramo intermedio del impuesto, desde los 4 céntimos por litro en Asturias hasta los 1,7 céntimos en Madrid.

La medida que quiere tomar Hacienda es la supresión de ese tramo autonómico, que se incluiría en el tipo estatal especial. De esta forma este tramo especial se quedaría en 7,2 céntimos por litro, fruto de la suma de los 2,4 céntimos actuales y esos 4,8 céntimos del máximo autonómico. Esto se traduciría en una subida del precio en las nueve comunidades que no exigían ese máximo y que son Asturias, Aragón, Cantabria, Castilla y León, Extremadura, La Rioja, Madrid, Navarra y País Vasco.

Esta medida pretendería eliminar las fronteras fiscales entre los territorios de un mismo país, algo que exige la normativa europea para garantizar la unidad de mercado. Una propuesta polémica que solo se hará efectiva si se aprueban los Presupuestos Generales del Estado y que se suma a otras para lograr “un modelo energético menos contaminante”. No hay que olvidar que también está en el aire una subida del 28 % sobre el precio del diésel para financiar la tarifa de la electricidad y el mantenimiento de las carreteras.

Fuente: El Mundo

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta