Parece lejano aquel momento en el que se suspendió el Salón de Ginebra a última hora, apenas tres días antes de su comienzo, debido al coronavirus. Por aquel entonces pocos se imaginaban que terminaría convirtiéndose en pandemia y cobrándose cientos de miles de víctimas a nivel mundial. Y menos se imaginarían que tampoco se podría celebrar el Salón de Ginebra en 2021, una decisión que acaba de ser tomada y que pone en entredicho este formato de evento.

Al parecer, la organización ha decidido cancelar la próxima edición tras conocer los resultados de una encuesta a las distintas marcas de coches. La mayoría manifestaron que no participarían en el Salón de Ginebra 2021 y que preferían esperarse a 2022. Parece que la crisis económica que ha traído el coronavirus también ha hecho mella y que los fabricantes necesitan tiempo para recuperarse y plantearse formas alternativas (más baratas) de llegar a los usuarios.

Los salones del automóvil tradicionales ya llevan tiempo siendo cuestionados y los fabricantes no muestran el mismo entusiasmo en ellos que antaño. Muchos ya se saltaban algunas de las citas importantes antes de la pandemia, así que esto solo ha contribuido a acelerar el proceso. No está claro si es un formato sentenciado a muerte o si se podría salvar con un cambio de concepto, pero deja bastante claro que la fórmula ha dejado de funcionar y que hay que hacer algo.

Con respecto al Salón de Ginebra 2021, era muy poco probable que un evento que atrae a más de 600.000 visitantes y 10.000 periodistas pudiera celebrarse. Aunque todavía quede más de medio año hemos visto que hay que tener cautela con el virus para que no haya rebrotes. Por otro lado, la organización perdió mucho dinero con la cancelación de este año y están intentando vender el Salón de Ginebra a Palexpo, la empresa que gestiona las instalaciones donde se celebra el evento. Veremos si el resto de salones se celebran y en qué condiciones, pero el futuro no pinta demasiado brillante para ellos.

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta