La Plataforma de las Clases Medias, sindicato ligado a la ultraderecha política con poca representación entre las bases trabajadoras, ha solicitado a la alcaldesa de Madrid, Ana Botella, la posibilidad de que los taxistas que desempeñan su labor en la capital pueden portar un arma de fuego para su defensa.

El delegado de la plataforma para el taxi, Luis Mollón, asegura que la propuesta se debe al “clima de inseguridad” que se respira entre los trabajadores, y solicita el fin de lo que ha calificado como una “estrategia de acoso” a los taxistas. Mollón ha emplazado a la alcaldesa para que en un máximo de 48 horas les dé una respuesta “plenamente satisfactoria”. Además de “la posibilidad de ir armados, con la correspondiente licencia”, la Plataforma de la Clases Medias exige la puesta en marcha de “un suplemento de dos euros en el cobro con tarjeta de crédito, además de la subida de las tasas por el transporte de equipaje, un suplemento de cuarto viajero, la instalación de wi-fi en todos los vehículos o el derecho a rechazar clientes problemáticos”.

Por si no fuera suficiente, copiando el modelo impuesto en las grandes urbes de Estados Unidos, la Plataforma pide la eliminación de los coches oficiales, para que los cargos públicos del Ayuntamiento madrileño “puedan utilizar medios públicos de transporte, incluido el taxi”.

Aunque es cierto que desde hace años, el gremio del taxi solicita mayores medidas de seguridad para el desempeño de su trabajo, autorizar las armas de fuego para el desarrollo de un servicio público es un disparate propio de una organización como la Plataforma de las Clases Medias, y lo que es peor, tan absurdo, que no sería de extrañar que la excelentísima alcaldesa aceptara su aprobación.

Vía: La Información

2 COMENTARIOS

  1. Solo nos faltaria eso, que encima de robar pro recorridos turisticos y/o tarifas “prefijadas”, tengan una arma a disposición para hacerlo a “mano armada”. Cuantas más armas haya en la calle mayor sera la “inseguridad”

  2. Alfredo, las tarifas son las que son y están adiós posición de todos los usuarios de taxi, no caigamos en los yo picazos de siempre y perjudiquemos la imagen de todo un sector, si en algún momento te sientes engañado te animo a que denuncies, que es lo que hay que hacer en vez de hablar y hablar y hablar. En cuanto a lo del arma, un “disp’arate” Jejeje, sin acritud.

Deja una respuesta