La relación de Toyota con los coches híbridos es única e irrepetible. La marca japonesa es la que más ha apostado por esta tecnología y una pionera en su desarrollo. El camino comenzó con el primer Prius en 1997, coincidiendo con la firma del Protocolo de Kyoto, y el objetivo era reducir las emisiones. Eso se ha vuelto vital en la actualidad por las restricciones y, mientras tanto, Toyota alcanza los 15 millones de coches híbridos fabricados en estos 27 años.

Lo cierto es que es un dato sorprendente, pues fue apenas hace tres años cuando se alcanzó el hito de los 10 millones. De este modo, queda demostrado que cada vez la electrificación está más presente en el mercado. Concretamente en Toyota y Lexus (se contabilizan a nivel de grupo) son 19 los modelos híbridos presentes en Europa, donde se han vendido 2,8 millones de ejemplares. Si lo extrapolamos a nivel mundial, los japoneses cuentan con nada menos que 44 vehículos híbridos.

Que Toyota venda tantos híbridos (un 63 % de su volumen total en Europa) es lo que ha hecho posible que sea la marca mejor posicionada para cumplir con las regulaciones de emisiones. Podrá llegar a los famosos 95 g/km de CO2 de media gracias a la efectividad de sus sistemas de propulsión en este ámbito. Además, afirman que desde el comienzo de la comercialización de este tipo de vehículos han contribuido reducir las emisiones de CO2 en 120 millones de toneladas a nivel mundial (comparado a si hubieran vendido coches de gasolina equivalentes).

Aunque en la marca japonesa tienen claro que su futuro no depende únicamente de los híbridos. En los próximos años se suman a la ecuación los híbridos enchufables (como el Toyota RAV4 Prime), además de los eléctricos y los de pila de combustible (como os contamos recientemente). Para el año 2025 pretenden tener 40 modelos electrificados, incluyendo al menos 10 vehículos de «cero emisiones» (100 % eléctricos e hidrógeno).

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta