“En estos momentos hemos solicitado a nuestros concesionarios que suspendan temporalmente las ventas del GX 460 2010″, afirmó el gerente general de Lexus (la marca de vehículos de lujo de Toyota), Mark Templin, a través de un comunicado. “Nos tomamos muy seriamente la situación del GX 460 y estamos determinados a identificar y corregir el problema apuntado por Consumer Reports”, añadió.

Si eres propietario de un Lexus o pensabas comprar uno, tranquilo, este modelo no ha sido comercializado en España.

Resulta que el martes pasado la revista Consumer Report, una de las más influyentes publicaciones dirigidas a los consumidores de EE UU, sorprendió al sector al recomedar “no comprar” el modelo del Lexus GX 460 fabricado en 2010. La revista advierte que este modelo de todoterreno tiene el peligro de volcar en un giro repentino, por lo que insta a no comprarlo hasta que se resuelva el problema. “Nuestros equipos de ingenieros están probando el GX utilizando los parámetros específicos de Consumer Reports para identificar como podemos mejorar aún más el rendimiento del GX”, explicó Templin.

Mientras tanto, además de la suspensión de las ventas del modelo, Toyota ofrece en préstamo otro automóvil a cualquier persona que haya comprado el GX 460 2010 “y esté preocupado” con la seguridad del vehículo, hasta que haya una solución al problema.

La publicación señaló que el problema de estabilidad fue descubierto durante pruebas rutinarias del modelo de lujo del fabricante japonés que entró en el mercado hace tres meses y del cual se han vendido unas 5.000 unidades.

El vehículo cuenta con control de estabilidad electrónica pero, según la revista, el sistema no mantuvo al vehículo en línea, forzando con ello un giro brusco en las pruebas realizadas sobre una velocidad superior a los 90 kilómetros por hora. La revista advirtió en un comunicado de que “en una situación real eso podría provocar un vuelco y causar lesiones graves o muertes”.

El problema surgido con este modelo supone un nuevo golpe a la imagen del mayor fabricante de automóviles de Japón, que desde el pasado diciembre se ha visto sacudida por defectos en varios de sus modelos más populares, que forzaron la llamada a revisión de 8,5 millones de vehículos en todo el mundo. Si recuerdas, el pasado 26 de enero, Toyota anunció la suspensión temporal de la producción y ventas de ocho modelos de automóviles por defectos en el pedal de aceleración.

Vía | El Mundo

1 COMENTARIO

Deja una respuesta