Si hay un segmento que crece y crece ese es el de los comerciales eléctricos. Antaño era difícil concebir una furgoneta que no fuera diésel por su vocación a recorrer largas distancias, pero hoy en día con el reparto en «última milla» se han extendido. Lo mismo que los monovolúmenes grandes derivados de estos comerciales. De esta forma si ya vimos una Toyota Proace eléctrica, solo era cuestión de tiempo que llegase este Toyota Proace Verso Electric para poner nuevas soluciones al transporte de pasajeros.

Hay que comenzar diciendo que era clave que se pudiera mantener la versatilidad del modelo, así que se sigue ofreciendo tres longitudes de carrocería. La Compact cuenta con 280 litros de capacidad con todos sus asientos, la Medium asciende a 640 litros y la Long llega hasta los 1.060 litros. Eso es posible a que la batería se sitúa debajo del piso, por lo que tampoco afectará a su configuración de asientos, pudiendo llevar entre cinco y ocho ocupantes con sus filas plegables.

Otro de los puntos destacados de este Toyota Proace Verso Electric es que se ofrece en dos versiones. En ambas aparece un motor eléctrico de 136 CV y 260 Nm para mover las ruedas delanteras, lo que varía es el tamaño de la batería y también la autonomía. Por un lado, hay una versión de acceso con 50 kWh que es capaz de ofrecer hasta 230 kilómetros de autonomía. Por encima queda la de 75 kWh, que es más capaz al llegar hasta los 330 kilómetros de autonomía.

En ambos casos la velocidad máxima está limitada a 130 km/h y se ofrecen varios modos de carga. Con el cargador monofásico de 7,4 kW que se ofrece de serie se puede cargar en 7,5 horas la de batería pequeña y en 11,4 horas la grande. También hay opción a una carga a 11 kW e incluso llega a los 100 kW en corriente continua. En esas situaciones harán falta 30 minutos para cargar la de 50 kWh y unos 45 minutos para hacerlo con la de 75 kWh.

En cuanto al equipamiento de esta Toyota Proace Verso Electric, hay que decir que están versiones más prácticas como son Combi y Shuttle, además de las más sofisticadas como Family y VIP. Entre su dotación destacan elementos como el sistema multimedia con pantalla táctil de siete pulgadas y conectividad completa, asientos con calefacción, freno de estacionamiento eléctrico o entrada sin llave. También todas las ayudas a la conducción que aporta el Toyota Safety Sense.

Los pedidos para reservar este modelo ya están abiertos desde este mes de noviembre y las primeras unidades llegarán a partir de febrero de 2021.

Galería de fotos:

Ver galeria (39 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta