Durante la presentación online de los nuevos Toyota ProAce City Van y el Toyota ProAce City Verso muchas de las preguntas iban orientadas a cuándo la marca presentaría un vehículo comercial con algún tipo de hibridación o nuevos sistemas de propulsión. Más allá de las evasivas («llegarán») se indicó que la furgoneta media de la marca contaría con una versión eléctrica. Y aquí está, la Toyota ProAce electric.

Estaba cantado, ya que ya habían sido presentadas la versiones eléctricas de PSA, con quien Toyota se ha aliado para desarrollar vehículos profesionales. Hablamos de la Peugeot e-Expert, la Citroën e-Jumpy y la Opel Vivaro-e. El representante de Toyota estará en el mercado a finales de año.

Comparte el apartado mecánico con ellas. Eso nos deja con un motor de 136 CV y 260 Nm de par, ubicado en el eje delantero. Recordemos que este vehículo se ha desarrollado sobre la plataforma modular EMP2. Puede optarse por dos baterías diferentes, en función de las necesidades del ususario:

  • 50 kWh, formada por 18 módulos y con una autonomía de hasta 230 kilómetros según ciclo WLTP.
  • 75 kWh, con 27 módulos y que aumenta la autonomía hasta los 330 kilómetros.

En un enchufe convencional reforzado de 16 A la carga de estas baterías por completo tardaría 15 o 23 horas (respectivamente, según su capacidad). Por ello no es descabellado plantearse contar con un cargador de pared. Con un Wallbox monofásico de 7,4 kW este tiempo se reduce a 7 horas y media la batería pequeña y 11 horas y 20 minutos la grande). También admite cargas rápidas. Si encuentras un cargador de 10 kW (no hay muchos por ahora), en 30 minutos recargas la batería de acceso (en 45 minutos la grande).

Por lo demás, se plantea su venta con las tres carrocerías existentes, con longitudes de 4,60 metros, 4,95 y 5,75 metros. La capacidad de carga no varía respecto a la versión de combustión, y oscila entre los 5,1 metros cúbicos en la versión más compacta hasta los 6,6 metros cúbicos de la mayor. La carga útil varía entre los 1.000 y los 1.275 kg en función del tamaño de la batería que se elija. Anuncia un ancho útil de hasta 1,25 metros entre los pasos de rueda.

Si te lo preguntabas, hay muy pocos cambios a nivel estético. Se limitan a la toma de recarga en la aleta delantera izquierda, la parrilla frontal cerrada (por las menores necesidades de refrigeración de los motores eléctricos) y el logotipo Electric en la zaga. Una vez dentro, hay modificaciones en la instrumentación, que pierde el cuentarevoluciones en favor de un potenciómetro similar al existente en coches híbridos, con tonos azules y verdes y se adaptó el navegador a su condición de vehículo eléctrico.

Fuente: Toyota
Galería de fotos:

Ver galeria (16 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta