El Tramontana R es uno de los automóviles más originales de los que se pueden adquirir en estos momentos en el mercado español. Se trata de un modelo pensado para circular en un circuito pero que se puede matricular y circular, por tanto, por carretera. Está fabricado por una empresa española y sólo se hacen 12 unidades al año.

Lleva un motor de gasolina V12 con una cilindrada de 5,5 litros y una potencia de 719 CV. Va colocado detrás del habitáculo y lleva asociado una caja de cambios automática de seis velocidades y un sistema de tracción trasera. Puede alcanzar una velocidad de 325 km/h y acelera desde 0 a 100 km/h en 3,6 segundos. Tiene dos modos de funcionamiento, uno con el que da una potencia de 720 CV y otro con el que este dato es 550 CV.

Está en venta con un precio de 503.388 €. Esta cantidad se puede aumentar y mucho ya que se pueden añadir una gran cantidad de elementos opcionales. Algunas de sus alternativas pueden ser el Mercedes-Benz SLS AMG, el Lamborghini Murciélago LP650-4 Spyder o el Porsche 911 Turbo Cabrio.

Su carrocería es biplaza aunque tiene la peculiaridad que el copiloto no va al lado derecho del conductor sino detrás de él. Los asientos son de tipo baquet y el acompañante puede ver lo mismo que el conductor pero desde una posición más elevada. Esto es porque el asiento trasero va más elevado que el delantero. Se puede ir tanto con capota como sin ella y no es necesario el uso de casco. La única pega es que no es especialmente cómodo ya que las piernas del copiloto han de ir a los lados del asiento delantero. Las medidas de su carrocería son 4.900 mm de largo, 2.080 mm de ancho y 1.300 mm de alto y pesa 1.343 kg.

Lo más llamativo es el su diseño exterior ya que recuerda a un monoplaza tanto por sus formas como por sus componentes. El Tramontana R no tiene puertas y su carrocería está fabricada casi en su totalidad en fibra de carbono. Lleva, además, una estructura formada por tubos de acero que sirve como elemento de seguridad. También se encarga de sostener el motor y la caja de cambios.

El interior también es bastante curioso ya que la instrumentación está formada por pantallas TFT que el conductor puede configurar a su antojo dentro de unas posibilidades preestablecidas.

Fotos del Tramontana R

Ver galeria (8 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta