cinturon-autobus-2
Mario Nogales

Ojo al transporte escolar: casi el 40 % de los vehículos controlados recibieron multa

La Dirección General de Tráfico (DGT) realizó hace unas semanas una campaña especial de vigilancia de vehículos dedicados al transporte escolar y de menores. Suele llevarla a cabo de forma frecuente para comprobar que se cumple la normativa y que este colectivo es desplazado con la correspondiente seguridad. Sin embargo, entre los pasados 13 y 17 de diciembre se detectaron bastantes infracciones, de hecho, el 40 % de los controlados se llevaron multa.

En esos días fueron controlados un total de 2.563 vehículos por los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil. El resultado es que 998 fueron denunciados, lo que supone un incremento del 1,5 % respecto a la anterior campaña de transporte escolar que se hizo en enero. Por suerte, la mayoría de las infracciones no tuvieron que ver con consumo de alcohol ni con exceso de velocidad. Solo uno de los conductores excedió el límite de la vía y ninguno dió positivo en alcohol, aunque sí hubo tres positivos por drogas.

El problema tampoco fueron los cinturones de seguridad, que por cierto es obligatorio también es estos vehículos, pues solo cinco de los controlados presentaban anomalías en el funcionamiento de los sistemas de retención. Aunque parezca mentira, la denuncia más repetida en esta campaña fue la de no disponer de la autorización especial para realizar transporte escolar, algo que estuvo presente en 710 de los 998 casos. Incomprensible teniendo en cuenta que es precisamente la actividad que desempeñan.

Igual de impensable era que 237 de esos vehículos no tuvieran un seguro de responsabilidad ilimitada, algo que exige la ley. Por otro lado, otras denuncias repetidas fueron la de presentar deficiencias en puertas de servicio y emergencias (en 83 casos) o directamente no tener en regla la ITV (8 casos). La señalización también dió algún problema, pues 45 de los vehículos no tenían la señal V-10 de transporte escolar y otros 15 carecían del dispositivo luminoso con señal de emergencia.

Por último, hay que destacar que no todos los conductores cumplían con las normas y 23 de ellos fueron multados por exceso de tiempo de conducción o minoración del descanso. También hay que sumar 19 casos en los que no había a bordo una persona encargada del cuidado de los menores, pues en algunos casos es obligatorio.

  • bus
  • multas
  • niños