Jay Kay, el líder de la banda inglesa Jamiroquai, se ha deshecho de tres BMW de su colección personal en Reino Unido. Y no tres modelos de Baviera cualquiera, sino un 3.0 CSL de 1972 de los cuales solo 500 se fabricaron con el volante a la derecha, un Alpina B9 3.5 de 1983 (basado en el Serie 5 coetáneo) considerado como uno de los 18 con esa especificación, y un M3 de 1987 que fue especialmente preparado para competir en rally.

Estas tres maravillas del pasado fueron parte de una subasta de 86 coches realmente raros y exóticos (tanto de la vieja como de la nueva escuela), una motocicleta Harley-Davidson y 13 placas de matrículas personalizadas que tuvo lugar en el circuito de Silverstone, Reino Unido, el pasado 23 de mayo. Si después de leer el artículo te apetece agradar la vista con máquinas de ensueño, te recomiendo consultar el lote completo de Silverstone Auctions (enlace al final). Hay para todos los gustos, colores… y bolsillos.

El primero de los BMW es un 1 de los 500 3.0 CSL (E9) construidos en 1972 con el volante a la derecha. Acabado en un tono Chamonix White y tras algo menos de 100.000 kilómetros, esta versión también incluye el paquete opcional de fábrica de ventanillas eléctricas, insonorización adicional, parachoques completos y extensiones del paso de rueda. El propietario, antes de Kay, encontró el coche abandonado y comenzó a restaurarlo a su belleza original. Se ha adjudicado por 168.700 euros.

El segundo es un aún más extraño Alpina B9 3.5 (E28) de 1983 con el volante a la derecha y una caja de cambios manual. Se cree que es uno de los 18 existentes con estas características, y que Jay Kay había elegido cuidadosamente hace nueve años.  El último es un M3 (E30) de 1987 que se ha transformado para competir. Después de la conversión, Jay Kay lo iba a conducir en el Rally Isla Mallorca en marzo de 2020. Consiguiendo un nuevo dueño por 103.700 euros, ahora está listo para correr.

Otra rareza digna de mención es un Alfa Romeo Giulietta Sprint Speciale de 1960 que ha logrado estar en nuevo hogar por 67.500 euros. Diseñado por Franco Scaglione y una vez utilizado como coche de carretera antes de acabar compitiendo, adquirió los documentos de la FIA en 2005 y, en 2011, se unió a una gran colección privada de Reino Unido. Este es un ejemplar preparado e indudablemente bien mantenido, provisto de su documentación italiana original y un completo historial.

Ahora bien, también había hueco para otras máquinas más modernas, como un Mercedes-Benz SLS AMG que 2010 que puede describirse como el mejor ejemplar de su raza. Este deportivo es sobresaliente lo mires por donde lo mires, igual o mejor que recién salido del concesionario, aunque no tiene mucha vida: solo ha recorrido 20.400 kilómetros. Su V8 de 6.2 litros atmosférico de 571 CV será disfrutado (esperemos) por su nuevo propietario, quien ha desembolsado por él unos 147.200 euros.

Otro que destaca por apenas haber sido utilizado es este Maserati Merak SS. Presentado en una condición original y sin restaurar, su odómetro marca menos de 26.000 km. Casi con total seguridad, este es potencialmente un coche de colección o uno para ser ganador de concurso. Viene documentado desde su puesta en escena en 1984, con una gran cantidad de papeleo que representa su vida; incluso la rueda de repuesto todavía tiene su etiqueta original. ¿El precio alcanzado? 73.600 euros.

Fuente: Silverstone Auctions
Galería de fotos:

Ver galeria (6 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta