Soundcracer. Un invento sueco que viene a liberarnos del silencio. Y es que desde hace varios años los coches modernos son una auténtica sinfonía de silencio y aislamiento sensorial. Además, por norma general, no contamos con la suerte de conducir un deportivo todos los días, aunque así lo soñemos. Por lo que Soundcracer promete transformar el sonido de nuestro utilitario en el de todo un superdepotivo con un motor V8 o V10. ¿Estás dispuesto a ello?

Si lo vemos, podemos confundirlo con un cargador de teléfono móvil para el mechero del coche. Se trata de un aparato pequeño, alargado y recubierto en una imitación en plástico de fibra de carbono. Y, ¿cómo funciona? Tan simple y sencillo como enchufarlo al mechero. Unos números nos dirán que emisora debemos sintonizar en la radio FM de nuestro vehículo. Cuando ambos números sean iguales las ondas de radio emitidas por Soundracer, entonces los altavoces de nuestro coche comenzarán a sonar con el ronroneo de un V10 o con el agitado y grave ralentí de un enorme motor V8 americano.

Este invento se ajusta a las revoluciones de nuestro motor. No funciona sólo con algún coche específico, sino todo lo contrario. Cualquier utilitario puede utilizarlo. Y con cualquier cambio de marchas.

Como curiosidad funciona mucho mejor en coches con motor diesel. ¿Por qué? Porque exagera mucho las rpm a las que circulamos, y si lo montamos en uno de gasolina que llevamos hasta las 6.000 rpm, Soundracer pone el V8 o V10 sonoros a más de 10.000 rpm y el sonido ya empieza a molestar.

Estamos ante un artilugio que también sirve para transmitir a la radio el sonido de un reproductor MP3 que le acoplemos a un teléfono móvil. Por lo que cuenta con un uso más práctico y que no se debe dejar a un lado. En España está a la venta por unos 40€.

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta