A muchos la idea de Elon Musk les sonaba bastante descabellada cuando anunció en su cuenta de Twitter que comenzaba una aventura con su nueva compañía llamada The Boring Companyla compañía aburrida en su traducción al español, con la que pretende resolver los problemas de tráfico con el que se encuentran las principales ciudades. De hecho, nadie le llegó a tomar demasiado en serio hasta que lanzaron la página web.

Pocos proyectos son completamente reales sin sitio web, estar en la red te convierte en un actor activo del mundo digital, aunque tal ver el proyecto no llegue a realizarse y se quede en una idea. En este caso, la idea está pasando a mayores con imágenes de lo que será la tuneladora que abrirá camino en el subsuelo a los coches del futuro. Los túneles con los que sueña el multimillonario Musk son unos como los que se muestra en el vídeo donde los coches circulan en vías de un solo carril movidas por una plataforma sin necesidad de que el conductor tenga que mover un dedo.

Aunque todavía parece una imagen demasiado futurista, el proyecto continua su trayectoria y han presentado desde su edificio central cerca de Los Angeles, las fotografías y vídeos de su adquisición. Observando su tamaño es normal comprender que el proyecto vaya para largo ya que, como bromea el magnate, “los caracoles se mueven 14 veces más rápido que las actuales aburridas tuneladoras”.

Según se puede leer en la página web del proyecto, la idea de túneles para los coches llega por descarte ya que, aunque los coches voladores son una alternativa factible, no son la mejor opción ya que siguen estando a las inclemencias del tiempo y tienen el peligro de accidentarse y caer encima de alguien. Para los defensores de la idea “una larga red de túneles subterráneos arreglaría el problema de los atascos en cualquier ciudad, independientemente del tamaño de esta ya que, cuanto más grandes, puedes añadir más niveles subterráneos”.

Pero ¿cómo hacer que el proyecto no se alargue eternamente? La compañía cree que se puede lograr con pequeñas modificaciones en las tecnologías actuales de tal forma que se tarde el mismo tiempo en perforar la tierra como en construir el resto del soporte de las estructuras del túnel. Esa es su meta, pese a que todavía no tienen muy claro cómo lo van a conseguir. Soñar es gratis y de momento investigan para convertir esta gran tuneladora en autónoma y eléctrica, igual que los coches Tesla, no les debe de costar mucho más después de todo lo que han conseguido con sus vehículos autónomos.

Concienciados con el medio ambiente, el proyecto ha pensado en todo, hasta en qué hacer con la basura que sale de la excavación para convertirla en bloques para construir la estructura del túnel final. Poco a poco van avanzando en su proyecto aunque todavía no han podido responder a interrogantes como qué hará la máquina cuando se tope con alguna bolsa de residuo fósil en estado líquido o gaseoso. por el momento, están contratando y buscan personal para resolver todas estas dudas, habrá que esperar hasta entonces.

Ver galeria (8 fotos)

Fuente: The boring company

Vía: New Atlas

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta