Parece que los parones y presiones ejercidos estos días por los taxistas en Cataluña han surgido efecto. El Govern de Cataluña ha ofrecido a los taxis ampliar de 15 minutos a una hora el tiempo previo necesario para alquilar un coche con conductor (VTC).

Esta medida, que debe ser aprobada por el sector del taxi, ha llevado a Uber a anunciar que dejará de operar en Barcelona en cuanto se apruebe el decreto, previsto para el próximo 30 de enero. “El taxi ha ganado y por lo tanto nosotros no tenemos más remedio que hacer lo que tenemos que hacer” señala Josep Maria Goñi, presidente en Cataluña de la patronal Unauto VTC. Cabify, por ahora, no ha hecho pública ninguna decisión.

El conseller de Territorio y Sostenibilidad Damià Calvet, considera que esta medida no perjudica a nadie y que estar en Barcelona es “un buen negocio” . Pero lo cierto es que si las empresas de VTC optan finalmente por abandonar los servicios en Barcelona, se perderán más de 3.000 puestos de trabajo.

La propuesta inicial de la Generalitat era que el tiempo previo de reserva fuese de 15 minutos. Pero ante las últimas informaciones que afirman que el tiempo ascenderá hasta una hora, parece que las presiones del colectivo de los taxis han vencido.

La asociación Unauto VTC ha señalado que estudiará las distintas medidas posibles para luchar contra el decreto que se aprobará a finales del mes de enero. Unauto califica esta medida cómo una regulación injusta “dictada por el el sector del taxi” e “impulsada bajo coacciones inaceptables en un estado de derecho” desde el sector del taxi hacia el Govern.

Del mismo modo, el paquete de medidas ofrecidas desde el Govern establece que los vehículos de alquiler con conductor tendrán que volver a su base una vez finalizado el servicio y que éstos no podrán ser geolocalizados por los usuarios.

Fuente: RTVE

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta