Para los que no estéis muy puestos en el tema, el phishing es un “tipo de delito encuadrado dentro del ámbito de las estafas cibernéticas, y que se comete mediante el uso de un tipo de ingeniería social caracterizado por intentar adquirir información confidencial.” (Wikipedia).

Según ha alertado la compañía de seguridad informática alemana Sophos, están circulando por la red en los últimos días unos correos electrónicos que pretenden suplantar la autoridad de la Dirección General de Tráfico (DGT), para obtener un beneficio económico de los receptores.

Ha sido la propia DGT la que ha confirmado la noticia, advirtiendo además que ya han podido cuantificar a las primeras víctimas y que la policía ha sido puesta al tanto para que abra las dliligencias oportunas. La estafa consiste en una campaña de spam en la que mediante un email y haciéndose pasar por la autoridad de tráfico, notifican al receptor que se la ha impuesto una multa de circulación.

Formado por texto en soporte pdf y enviado con una dirección de Hotmail, se solicita que se rellenen una serie de datos personales e incluso, para dar mayor veracidad a la estafa, va acompañado de otro documento de alegaciones, un acuse de recibos de correos, un parte para posibles testigos y un enlace a la web de la DGT. Una vez obtenidos los datos, los ciberladrones sustraen una cantidad de dinero de las cuentas bancarias de los incautos.

Según los especialistas, España es junto con Italia los dos únicos países europeos donde se ha detectado un aumento porcentual significativo de los emisores de spam con intención delictiva.

Desde Sophos Iberia, Pablo Teijeira, Corporate Account Manager de la compañia de seguridad, recomienda “la mayor precaución siempre que se soliciten los datos personales”. Además, recuerda a los internautas que “se puede denunciar a las autoridades competentes todo aquello que se considere sospechoso”.

Vía: Europa Press

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta