Bono de movilidad. La última propuesta presentada por la Asociación Española de la Carretera (AEC). 15.000 kilómetros de fianza. A partir de ahí, un cobro por tramos. A excepción de alguna que otra condición, como recorrer las carreteras en nocturnidad o hacer uso de las vías secundarias. El resto bajo coste de nuestro mal logrado bolsillo, que en breve comenzará a temblar. Con un fin claro, la recaudación a como dé lugar.

La crisis aprieta. Y cada día que pasa destroza aún más nuestros bolsillos. Dentro de poco por el uso que hacemos de las calles también comenzaremos a pagar. Con la excusa de que las suelas de zapatos y zapatillas van deshaciendo y perjudicando el material de las baldosas.

Pero por el momento centrémonos en esta estupenda idea que ha tenido la AEC. 15 mil kilómetros gratuitos para andar por las carreteras. A partir de ahí, habrá que pagar.

Aún no tiene claro las cuotas ni el método perfecto. Aunque ya hay voces que aseguran que el pago se realizará por tramos concretos. Lo que sí nos han dejado claro es que esta iniciativa nace para “defender el derecho a la movilidad y mejorar el estado de las carreteras“.

Eso sí, a la hora de hablar del transporte profesional han creído conveniente ampliar el margen del recorrido gratuito a unos 100.000 kilómetros. ¡Y habrá que darles las gracias por esto! Queda claro que esta propuesta viene a suplir la reducción de unos 25.000 millones de euros anuales que cubrían las subvenciones del Estado y que han sido retiradas.

Pero bueno, tampoco debemos alarmarnos porque han hecho un cálculo de 5 años hasta que nos toque rascarnos los bolsillos. Y es que deben realizar con precisión cada una de las características a implantar, como el diseño de un sistema de localización por GPS para los coches. Algo más que necesario para confirmar posición y kilometraje. ¿Privacidad? Mejor nos vamos olvidando de ello, porque por mucho que aseguren que la privacidad podrá mantenerse, es difícil saber cómo lo van a conseguir.

Si esta medida entrará en los planes del gobierno o no, todavía es pronto ya que los grupos parlamentarios deberían fijar fecha para debatir al respecto. Teniendo en cuenta que la Asociación es una entidad sin ánimo de lucro y completamente desvinculada tanto al Gobierno como a la DGT. Pero no es una idea descabellada que desde el Gobierno vean un nuevo sistema de recaudación interesante.

Lo que está claro es que para nada beneficia al usuario. En estos casos es cuando debemos preguntarnos a dónde van a parar todos los impuestos y esos maravillosos peajes que año a año van incrementándose. Desde la AEC dicen que el usuario debe ver esta idea cómo la mejor fórmula para una mayor calidad en las carreteras. Verdaderamente estamos ante un sin sentido.

Vía | El Mundo

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta