Si unimos un yate y un deportivo, ¿estamos ante una combinación tan extraña? Extraña no es precisamente la palabra, tal vez inalcanzable. La firma sueca Strand Craft ha diseñado el conjunto Strand Craft 122 para todos esos millonarios que quieren tener lo más potente que anda tanto por tierra y como por mar.

A la hora de describir esta innovadora idea, vamos a comenzar por el 4 ruedas, si no os parece mal. Además de un sutil trabajo aerodinámico gasta las últimas líneas de diseño, vamos que tiene todo integrado. Cuenta con unas generosas ruedas con forma de turbina y escasa presencia del cristal en su superficie. Aunque mucho más interesante es lo que se encuentra bajo su capó. Al descubrirlo nos encontramos con un motor V12, sobrealimentado, que entrega 880 CV de potencia. ¿No es todo un lujo?

Y, ¿qué nos permite hacer toda esa potencia? Podemos llegar a alcanzar los 370 km/h. Iríamos, casi, a la velocidad del rayo. Realmente impresionante.  Aunque semejante motor, tiene un duro contrincante en su propio garaje flotante. Sí, sí. Porque el super deportivo cuenta con un yate que hará las veces de garaje. El yate en cuestión tiene más de 14.000 CV repartidos por sus motores de procedencia Rolls-Royce.

Pero no sólo cuenta con una extrema potencia, sino que también comparte las líneas suaves y aerodinámicas del deportivo. De proa a popa. Para mí, lo más curioso está en su parte trasera. Allí encontramos un hueco con portón extraíble donde se puede llevar el coche como si contásemos con un ferry. La idea de la empresa que ha diseñado es irse de paseo con el deportivo y volverse a la casa flotante; entrar en el “garaje”, salir del coche y acceder al impresionante interior.

Cuando uno entra dentro del yate se encuentra un hotel de cinco estrellas. Una auténtica embarcación de lujo: un salón principal con lujosos sofás, amplias vitrinas, habitación con una televisión LED de 52”, un equipo de sonido Bang & Olufsen, entre otras cosas.

Este proyecto de ensueño sólo está impregando, de momento, en un ordenador, sin vistas de producción ni, claro está, un posible precio. Aunque de llegar al mercado nada le libraría de tener entre 7 y 8 cifras.

Vía: Diariomotor

2 COMENTARIOS

  1. […] habíamos visto un barco que alojaba un superdeportivo. Pues aquí va otro ejemplo. Como regalo especial para la Feria Londres International Boat, el […]

Deja una respuesta