Parece claro que el móvil es ya uno de los principales motivos de distracciones al volante es el móvil. En Australia, lo veíamos hace unos días, ya emplean la inteligencia artificial para detectar su uso al volante. Pero se tarta de un problema global que hay que atajar. Por eso te vamos a dar cifras para convencerte de que su uso al volante no es ni siquiera una opción.

Se trata de datos que proceden del estudio Smartphones: el impacto de la adicción al móvil en los accidentes de tráfico, realizado por la Fundación Línea Directa en colaboración con el Instituto Universitario de Investigación de Tránsito y Seguridad Vial de la Universidad de Valencia (INTRAS), que se ha presentado este lunes en Madrid.

  • 390 muertos. Esa es la cifra que provoca el uso del móvil en España. Cada año. Son un 20% del total de fallecidos, solamente por detrás del exceso de velocidad (29%) o el consumo de alcohol (26%). Según tráfico el total de distracciones sería incluso el primero, pues lo establece en un 33%. Sin datos oficiales por el momento, damos por bueno el 20% de este estudio.
  • 8.000 siniestros con víctimas. Más allá de los fallecidos en carretera, los móviles (o el mal uso de los mismos) provocan eta cifra de accidentes.
  • 170.000 sanciones. No creas que no se persiguen estos comportamientos imprudentes. Todo lo contrario. Desde 2016, además, han crecido un 13,2% y han supuesto 2,8 millones de puntos retirados en el último lustro.
  • 48,2% de conductores lo usa mientras conduce. Es un dato escalofriante, ya que puede afectar a quienes no lo usan. De ellos, un 53% para ver quién llama, pero hasta un 37% lo emplea para usar Whatsapp y leer mails. Un 9% confiesa que interactúa en Redes Sociales mientras conduce y un 7% haberse hecho selfies al volante.

Cuando uno usa el móvil al volante lo más posible es provocar una salida de vía o un choque por alcance

¿Quién y por qué?

Los protagonistas de estos accidentes son, sobre todo, conductores que viajan solos, en turismos, al inicio y final de la semana laboral. Suele ser un joven de 18 a 24 años que lo utiliza sobre todo en semáforos, atascos… y cuando estima que “la vía es segura”.

La respuesta es que lo usan mientras conducen “para ver si tienen algo urgente” (25,5%), aunque también por “motivos laborales” (6,5%), por “costumbre” (5,8%) y por “aburrimiento” (1,6%).

Llama la atención que el 18,8% de los encuestados reconozca haber vivido situaciones de riesgo por culpa del uso del smartphone en la conducción. Eso debería hacer que se dejase de usar, al menos en nuestra opinión, pero por ahora hay mucha tolerancia. El 38% de los encuestados tolera que el conductor hable por el móvil sin manos libres y más del 9% cree que hablar por el móvil “no afecta a la conducción”. Casi el 6% cree que las cifras de accidentalidad por usar indebidamente en el móvil son inventadas.

No se conocen las normas

En su encuesta, la Fundación Línea Directa detectó un “alto grado de desconocimiento” entre los conductores españoles de la norma. El 40,5% ignora qué está permitido hacer con un smartphone cuando se conduce y el 80% desconoce las cuantías de las sanciones.

Eso sí, un 89% de los encuestados es partidario de conconsiderar el uso del móvil como un delito si se produce un accidente por su utilización; el 87% propone realizar controles específicos de policía; el 86% sugiere quiere que se retire el carné de conducir por reincidencia; y un 84% aboga por realizar cursos específicos contra la adicción al móvil.

Fuente: Línea Directa

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta