En el Salón del Automóvil de Ginebra tambien hay espacio para el futuro. Ya se sabe que en esto de vaticinar los días venideros, las propuestas obedecen más a los deseos de aquellos que profetizan, que a datos técnicos objetivos y palpables. Los ingenieros de Valmet imaginan un futuro donde la automoción no necesitará de carreteras, al menos tal y como las conocemos hoy en dia.

Valmet, constuctor finlandés “asalariado”, cuya carga de trabajo se centra en montar vehículos de alta gama para Porsche, Fisker o Marussia, ha sorprendido en la capital suiza con la presentación de un coche eléctrico del futuro de su propia firma, bautizado como Down, y que ha conseguido hacer sombra, al menos en lo que a atención mediática se refiere, a las firmas más tradicionales.

Para los responsables de Valmet, el Down es mucho más que un prototipo. Representa la forma en que la compañía entiende la automoción eléctrica del futuro y como piensa integrar “los papeles de desarrollador e integrador de componentes”. El vehículo “muestra el paquete de baterías, el tren motriz, la unidad de control y las opciones de carga”, que, a primera vista, cuenta con algún tipo de sistema de inducción localizado en el morro.

Los responsables del Valmet Down no han querido hacer públicos los detalles técnicos específicos del vehículo, probablemente porque carecen de importancia, y es que tal y como reconocen, el Valmet nunca llegará a los concesionarios. Se trata más bien de un banco de pruebas, un lienzo en blanco donde la compañía finlandesa enseña a sus grandes clientes las nuevas posibilidades que la automoción eléctrica tiene reservada a una industria, cuyo futuro más inmediato pasa por el enchufe.

Vía: Autoblog

Galería de fotos del Valmet Down:

Ver galeria (4 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta