Logo de Noticias Coches
Voison 017
Luis Blázquez

Voisin C-27 AéroSport, un ejemplo más de que los años 30 fueron los mejores para el diseño automotriz

Puede que Voisin no sea un nombre conocido hoy día, pero en la década de los años 30 era una de las marcas con los coches más grandes y caros, construidos en París. Casualmente, esa fue la época del movimiento art déco, que llevó a la creación de algunos automóviles más asombrosos y bellos de la historia, como este Voisin C-27 AéroSport, que cobró vida en 1935.

Gabriel Voisin fabricó aviones durante la Primera Guerra Mundial, obteniendo así un valioso conocimiento sobre diseño industrial y fabricación. Tras el conflicto bélico, perfeccionó una filosofía de diseño que incluía la gestación de automóviles lo más ligeros posible. Se opuso a la tendencia aceptada de la época (algo así como un “más es mejor en todos los aspectos”), negándose a entregar sus chasis a los maestros carroceros, ya que Voisin creía que harían las carrocerías demasiado pesadas.

Voisin se mantuvo firme y construyó sus propios trajes, en su mayoría de aluminio. Y si bien logró construir y vender más de 11.000 vehículos en los 20 años previos a la Segunda Guerra Mundial, es por su uso extensivo del aluminio una de las razones por las que pocas personas conocen su nombre en la actualidad. El aluminio fue muy buscado durante las campañas de chatarra para contribuir al esfuerzo de guerra, y por este motivo ahora se cree que apenas sobreviven 150 ejemplares Voisin.

La historia del C-27 AéroSport comenzó en el verano de 1934, cuando Voisin construyó un vehículo llamado Aérodyne y lo exhibió ese otoño en el Salón del Automóvil de París. Con él, estaba tratando de llamar la atención sobre su estilo y características únicas. Aunque si bien la intención era hacer dos docenas del Aérodyne, solo se completaron unas pocas unidades. Tras la cita francesa, se construyeron dos “roadsters” en una versión acortada y suspendida del chasis Aérodyne, conocido como C-27.

El segundo de ellos fue el chasis #52002, una obra maestra llamada Aérosport. El diseño del modelo es cortesía de su primer propietario, Andre Christmas, quien trabajó mano a mano con Voisin. Su equilibrio es tan impresionante tanto desde cerca como de lejos. Tomaron el contorno básico del Aérodyne, lo bajaron, agregaron espacio de carga, unas puertas con bisagras de piano y detalles en aluminio acanalado. El habitáculo se terminó en un llamativo patrón geométrico en blanco y negro, capaz de acomodar a dos pasajeros y su equipaje con absoluta comodidad.

El C-27 AéroSport exhibe muchos rasgos del mundo de la aviación. La carrocería en sí se hizo maravillosamente aerodinámica para los estándares de la época, con una arqueada línea del techo que le otorgaban el aspecto de un coupé, hermosos detalles en aluminio e intrincadas ventanas con forma de pentágono. Como tal, el techo es practicable, ya que se desliza hacia atrás con solo presionar un interruptor, utilizando un complejo mecanismo impulsado por su propio motor colocado aparte.

El tren motriz fue también innovador para la época. En su vano acogía un motor de 3.0 litros con una configuración conocida como Knight, como el del primer camión de la historia. Esta unidad de seis cilindros en línea entregaba 105 CV, y se diferenciaba de los demás por usar manguitos móviles alrededor de los pistones en lugar de las válvulas tradicionales, creando una conducción más silenciosa y refinada. Sin embargo, esta configuración quemaba más aceite, creando así una perceptible nube de humo en el escape.

La transmisión se componía de un ingenioso diseño manual electromagnético. Tenía cuatro velocidades, incluidas dos de sobremarcha (overdrive), y la marcha atrás. Una palanca en la cabina permitía al conductor cambiar de marcha sin usar el embrague si así lo deseaba. El peso del vehículo era de 1.300 kilos, por lo que era lo suficientemente ligero y potente para alcanzar los 150 km/h de velocidad máxima, según las cifras prestacionales publicadas por la compañía en el momento de su debut.

Si quieres ver esta obra de arte rodante con tus propios ojos, se exhibirá por primera vez en el Concours of Elegance 2021. El evento, que se llevará a cabo del 3 al 5 de septiembre en Hampton Court Palace, Surrey, Reino Unido, es reconocido como uno de los tres principales eventos de concursos de elegancia del mundo del motor por la calidad de las máquinas que suele acoger, incluido este Voisin C-27 AéroSport.

Fuente: Concours of Elegance, Supercars.net

Galería de fotos:

  • coches clásicos
  • coupé