Los hipocondríacos están de suerte. Toyota trabaja en un volante con un electrocardiograma en su interior. La configuración es simple: Los sensores de contacto integrado en el volante detectan ritmos anormales del corazón a través de las manos del conductor.

Toyota mostró hace bien poco un Prius equipado con este novedoso volante a un grupo de periodistas en una de sus instalaciones de Japón, según cuenta Medgadget. La información del electrocardiograma se muestra en la pantalla de navegación que tiene el coches. Esto significa que un día no muy lejano, podrías comprobar tu frecuencia cardíaca junto con el tiempo que va a hacer y las noticias locales.

Pero Toyota no es el único fabricante que quiere unir a la salud relacionados con la tecnología en sus vehículos. Ford también está trabajando en un asiento de seguridad con un monitor cardíaco incorporado en la base, que puede medir los latidos del corazón humano a través de la ropa sin necesidad de contacto con la piel.

¿Para qué, te preguntarás, necesitas saber la frecuencia cardíaca mientras conduces un coche? Una lectura diaria de tu corazón puede darte pistas sobre tu salud que quizás no veas (o no se detecten a tiempo) en un chequeo físico anual. Aunque quizás lo más importante, tenga que ver con los usuarios de los coches del futuro.

La población en los países desarrollados envejece a pasos agigantados. Se espera que el número de estadounidenses mayores de 65 años sean más del doble que hoy el año 2050, así que resulta razonable esperar que la cantidad de incidentes de salud en el automóvil pueda aumentar de igual forma. Si un vehículo pudiera detectar que un conductor está sufriendo un ataque al corazón, puede advertirle de que se detenga y luego llamar automáticamente a una ambulancia, con lo que muchas vidas podrían salvarse.

De lo que no se ha dicho por ahora ni una palabra es sobre cuando planea Toyota incluir este detector de ataques al corazón en el volante de sus coches, ni mucho menos si será un complemento opcional o vendrá de serie.

Vía: Fast Company

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta