No hay duda. La boda de Victoria, la futura heredera de la Corona de Suecia, ha acaparado la atención de los medios de comunicación este fin de semana. Las intenciones de la novia (quienes realmente organizan y mandan en estos “saraos”), eran claras: ella quería que su boda fuera lo más ecológica posible y por eso, además de prescindir de los fuegos artificiales, también pidió a sus invitados que llegaran a la catedral de San Nicolás en autobús, algo no muy propio de la realeza. No sólo eso, tanto la novia como el novio llegaron a la catedral andando… y salieron de ella (y pasearon por la ciudad) en calesa de caballos

Sin embargo, la marca automovilística sueca Volvo ha conseguido hacer acto de presencia en el enlace o, al menos, en los días previos. La compañía automovilística preparado una flota de 85 Volvo modelo S80 personalizados para el evento y que han servido como coche de cortesía a algunos de los 1.200 invitados.

Pero estos vehículos eran fieles a los deseos ecológicos de Victoria. La firma sueca ha equipado los coches con mecánicas que emiten menos de 120 g/km (en España no pagarían el impuesto de matriculación).

Pintados en “blanco  hielo”, Volvo preparó los coches con la insignia de la boda real en los laterales. Además, los reposacabezas también iban bordados  con la imagen del evento y en el marco inferior de las puertas se ha reproducido también este motivo.

Todas las unidades estaban numeradas. A pesar de que Volvo asegura que son 85 los automóviles que se han puesto a disposición de los invitados, en la imagen del reposacabezas podía verse que hay 100 unidades, porque sí, los coches están numerados y el “registro” puede verse en el reposacabezas.

Dentro, están tapizados en cuero y sabemos que el diseño fue aprobado por la pareja real, Victoria y Daniel, que también ha dado su visto bueno a la transformación real de estos modelos en el exterior. Olle Axelson, vicepresidente de Asuntos Públicos de la empresa automovilística, “Volvo se encuentra muy feliz de participar en un evento tan importante para Suecia y para la Corona de este país”.

Ahora que los fastos han finalizado, ¿qué ocurrirá con estos automóviles? Pues Volvo asegura que como sólo era una cesión, ahora llegarán al mercado sueco. Estaremos atentos al precio.

Vía: La información

Ver galeria (4 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta